Página 10 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Ana Pujol-Soliano, 2018
P á g i n a
| 16
alejado de los ideales republicanos y lo culpó de estar más preocupado por la
revolución proletaria que por el bienestar de los españoles. En el bando
nacional la Falange se constituyó en el partido abanderado mientras que en el
bando republicano fueron los comunistas los que tomaron el poder.
Obligada a salir de España porque su seguridad estaba en peligro,
pero con la firme convicción de que sería algo temporal, Clara Campoamor se
instaló en Lausanne gracias a la ayuda de la abogada suiza Antoinette
Quinche, a quien había conocido en el I Congreso de la Federación de
Mujeres Jurídicas. Entre 1938 y 1955 se trasladó a Buenos Aires, donde se
habían refugiado un millón y medio de españoles.
La ilusión de Clara era regresar a su país, lo intentó varias veces pero
no lo consiguió. Para no ser encarcelada en España se tenía que borrar su
nombre de las “listas negras”, y al no lograrlo continuó siendo una exiliada el
resto de su vida. Sus últimos años, hasta su muerte el 30 de abril de 1972,
transcurrieron en Lausanne sumida en la nostalgia de no poder cumplir su
sueño de morir en España.
Victoria Kent
Nació en Málaga el 6 de marzo de 1892 en el seno de una familia de
clase media, de ascendencia inglesa, en la que reinaba un ambiente liberal y
cariñoso. Fue su madre quien le enseñó a leer y a escribir. Durante su
infancia no asistió a la escuela. Hasta que se apuntó en magisterio en la
Escuela Normal, recibió lecciones en su casa.
Pero, al igual que Clara, el sueño de Victoria era ser abogada. No solo
consiguió matricularse en la facultad de derecho en la Universidad Central de