Página 11 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Ana Pujol-Soliano, 2018
P á g i n a
| 17
Madrid sino que, en enero de 1925, se convirtió en la primera mujer en
ingresar en el Colegio de Abogados, en plena dictadura de Primo de Rivera.
A su llegada a la capital y durante un largo tiempo residió en la Residencia de
Señoritas cuya directora, la pedagoga María de Maetzu, supuso una
influencia decisiva.
Victoria fue una abogada incansable a la que le interesaban por
encima de todo los temas sociales y los relacionados con la mejora de la
situación de las mujeres. Junto a su actividad profesional pronto se inició en
el compromiso político. Su salto a la fama como abogada aconteció con la
defensa del político Álvaro de Albornoz, acusado de participar en la rebelión
republicana de diciembre de 1930. Una vez más Victoria Kent fue pionera y
se convirtió en la primera mujer en actuar frente a un Consejo de Guerra y, no
solo eso, consiguió que su defendido fuera absuelto lo que la rodeó de un
enorme prestigio.
Al proclamarse la República, su presidente Alcalá Zamora, ante la
propuesta del ministro de justica Fernando de los Ríos, no dudó en llamar a