Página 12 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Historia Digital
, XIX, 34, (2019). ISSN 1695-6214 © José D. Mendoza, 2019
P á g i n a
| 14
nieto declarándolo Rey de España; el miedo a la formación de un Estado
hegemónico con una posible unión entre España y Francia; y la existencia en
la Península de partidarios tanto de una como de otra facción. Y aunque el
fallecimiento de Carlos II se produjo en 1700, no será hasta 1702 cuando la
lucha se generalice con el desembarco angloholandés en Cádiz y el ataque a
los Países Bajos. Se puede afirmar entonces que la causa de Felipe V
encuentra apoyo en la mayoría de las poblaciones andaluzas, con la
aportación de hombres, animales y provisiones, como el caso de la villa de
Utrera
15
(Sevilla) la cual aparece recogido en un documento del 1711, la
venta de tierras para el pago de 160 caballos que sin duda fueron aportados a
la lucha
16
. En el caso de Hinojos, las dotaciones económicas (Núñez, 1985:
89-132) fueron muy numerosas ya que hay que tener en cuenta la riqueza de
la villa tanto en materia prima como en animales de carga
17
. Pero el
desembarco en 1702 en Rota y el Puerto de Santa María, planteó la
necesidad de construir nuevas compañías de soldados
18
. La situación se vio
acrecentada con la entrada de Portugal en la contienda en 1703, aliada de
Inglaterra, que provocó un constante peligro tanto en la frontera extremeña
como en la onubense. Existen varios documentos que recogen este problema
tales como la prohibición de toda actividad comercial con Portugal
19
o una
carta del propio Felipe V al VI Duque de Osuna, Francisco Téllez-Girón,
15
Véase al respecto Ficha 9: ES.28079.AHN/ 1.1.1.4.2.1//CONSEJOS, 26573, EXP.8.
16
Las deserciones constituyeron un elemento importante a tener en cuenta.
17
Véase al respecto Ficha 12: los legajos de los libros nº 6, 7 y 8.
18
Véase al respecto Ficha 5: ES.41168.SNAHN/1.5.11// OSUNA, C.19, D.23.
19
Véase al respecto Ficha 8: ES.28079.AHN/ 1.5.1.145.4.1.10.3// DIVERSOS.
COLECCIONES, 49, N.9.