Página 19 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © J J. Prieto Romero-J. C. Fortes Garrido, 2017
21
sistema propulsor (de acuerdo a normas de clasificación de buques). Ahora
bien, con respecto al rumbo que toma el buque en marcha de avance o marcha
atrás, se considera el efecto del mismo sistema de gobierno y el movimiento de
guiñada o
yaw
(que es el movimiento rotacional del buque en el eje
perpendicular a su cubierta principal, que se origina por la interacción del
buque con las corrientes y olas del medio marino). El estudio de la disposición
de la fuerza generada por el sistema de gobierno del buque, y sus efectos
posteriores, fue realizado por Crane (1973).
En la Figura 16, se muestran los efectos de la fuerza lateral generada
por el gobierno del buque y el momento de guiñada. Para la instalación del
sistema de gobierno en la popa (referido a la pala), el efecto mencionado se da
con la guiñada añadida en el ángulo de deriva. El ángulo de deriva se define
como el ángulo de rumbo que sigue el buque cuando se controla el gobierno y
su maniobrabilidad, siendo distinto del ángulo de escora o balanceo en los
costados del buque, que depende más de la distribución de masas del casco
que del diseño de la pala.
Fig. 16
: Efectos de la fuerza generada por el gobierno instalado en la popa.
La mencionada velocidad del flujo que llega a las palas de gobierno, es
una función del tipo del sistema propulsivo y su disposición en la embarcación,
y no está relacionado directamente con el diseño de las palas del gobierno.