Página 19 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Ana Pujol-Soliano, 2018
P á g i n a
| 25
unidas todas pidiendo lo que es indispensable para la salud y la cultura de
sus hijos. Por eso Sres. diputados, por creer que con ello sirvo a la República,
como creo que la he servido en la modestia de mis alcances, como me he
comprometido a servirla mientras viva, por este estado de conciencia es por
lo que me levanto en esta tarde a pedir a la Cámara que despierte la
conciencia republicana, que avive la fe liberal y democrática y que aplace el
voto para la mujer.”
18
Clara Campoamor, su más enconada adversaria, empezó su alegato
hablando sobre la postura de Victoria Kent respecto al voto femenino: “Lejos
yo de censurar ni de atacar las manifestaciones de mi colega, señorita Kent,
comprendo, por el contrario, la tortura de su espíritu al haberse visto hoy en
trance de negar la capacidad inicial de la mujer. Creo que por su pensamiento
ha debido de pasar, en alguna forma, la amarga frase de Anatole France
cuando nos habla de aquellos socialistas que, forzados por la necesidad, iban
al Parlamento a legislar contra los suyos.”
19
Durante todo su discurso defendió con ahínco el derecho a voto de las
mujeres a pesar de la oposición de su partido, el Partido Radical: “La mujer
española espera hoy de la República la redención suya y la redención del
hijo. No cometáis un error histórico que no tendréis nunca bastante tiempo
para llorar; que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar al dejar al
margen de la República a la mujer, que representa una fuerza nueva, una
fuerza joven; que ha sido simpatía y apoyo para los hombres que estaban en
las cárceles; que ha sufrido en muchos casos como vosotros mismos, y que
está anhelante, aplicándose a sí misma la frase de Humboldt de que la única
18
Discurso de Victoria Kent sobre el voto femenino.
Las Cortes 1 octubre 1931.
19
Discurso de Clara Campoamor sobre el voto femenino
.
Las Cortes 1 octubre 1931.