Página 3 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © J J. Prieto Romero-J. C. Fortes Garrido, 2017
5
puede dar alguna guiñada y es necesario actuar ligeramente sobre el timón
para conservar el rumbo. Si se actúa sobre el timón y éste forma un ángulo
respecto al plano diametral o sentido de marcha, se dice que el timón se
encuentra a la banda, y el ángulo que forma se llama ángulo de metida. Este
ángulo de metida o ataque tiene gran importancia sobre el empuje
hidrodinámico de la nave.
En cuanto al casco (buco o cuerpo) en los veleros y bajeles españoles,
su estructura se forma a partir de la quilla, que es, como dice Thomé Cano
2
, el
primer madero que hace el largo y cumplido de los veleros, sobre el cual se
comienza a fabricar. A proa de la quilla se alza un madero curvado y
enmechado a ella, que recibe el nombre de roda de proa o branque, y a popa
otro madero también enmechado, denominado codaste. Ensambladas y
perpendiculares a la quilla de proa a popa, formando el esqueleto del navío, se
sitúan las cuadernas. La superestructura la componen los castillos; el de popa
se conoce por el nombre de tolda.
Desde las más antiguas épocas, los navegantes han investigado y
desarrollado nuevas y cada vez más avanzadas técnicas para mejorar la
navegación. Esto se ha traducido en la construcción de una gran diversidad de
diseños de embarcaciones y en la evolución de sus métodos de gobierno. En
los primeros veleros, grandes remos dominaban la nave y la llevaban en la
dirección deseada. Este primitivo y simple sistema de gobierno de
embarcaciones fue de gran utilidad y estuvo vigente durante cientos de años en
una inmensa variedad de sociedades y civilizaciones. Su importancia radica
también en el hecho de haber sido el precursor del timón de madera.
La aparición del timón de codaste o timón axial, significó una auténtica
revolución en la construcción naval, como recoge Fernando Girón en su obra
sobre el Oriente Islámico Medieval
3
. Algo tan aparentemente sencillo y de
pequeñas proporciones con respecto al volumen de los grandes veleros, como
2
Thomé Cano: Arte para fabricar Naos. 1611
3
Fernando Girón: Oriente Islámico Medieval. Ed. AKAL, 1994.