Página 5 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © J J. Prieto Romero-J. C. Fortes Garrido, 2017
7
Fig.1
Barco egipcio de remos con timón de dirección. Tumba de Menna (c. 1422-1411
aC).
En la era de Homero, el timón, la caña y el timonel, toman particular
importancia. Así, en los bajorrelieves de Ostia de finales de siglo II a.c.,
podemos ver representaciones de timones griegos y romanos. Estos timones
estaban formados por una gruesa madre ó “asser” que sostenía la pala. Una
estructura saliente situada por debajo de la cubierta, era donde se sujetaba el
timón, cuya pala iba embutida en la madre, y ésta, sujeta a su vez por una
retenida, que trincaba el timón a la amurada y facilitaba su movilidad. La
retenida facilitaba también el desmontaje del timón cuando se debía varar la
nave o se fondeaba, maniobra de desmontaje que se llevaba a cabo para evitar
averías.
Fig.2
Reconstrucción de un trirreme del siglo VII a.c. donde se puede apreciar el
sistema romano de gobierno.