Página 8 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © Gonzalo Barroso, 2021
P á g i n a
| 11
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
tomaba el agua que era canalizada e, incluso, el momento en que fue
construido. Como se ha mencionado anteriormente, actualmente se
conservan 32 pilares, habiendo desaparecido cuatro desde tiempos de
Labaña. No obstante, a partir de los estudios realizados se ha calculado la
pérdida de un total de 36 pilares, la mayor parte de ellos situados al inicio y al
final del recorrido del acueducto, lo cual ha podido dificultar las labores de
localización de la toma de agua. De esta forma, se desmienten las
estimaciones realizadas en la primera mitad del siglo XX por J. R. Mélida,
quien había calculado erróneamente la desaparición de 20 pilares y se había
confundido, posteriormente, al corregirlo a 221.
12
En primer lugar, sería interesante prestar atención al trazado que
dibuja el acueducto. Como ya hemos comentado,
Los pilarones
abarcan casi
un kilómetro de longitud, desde Puy Foradado hasta El Pueyo de Los
Bañales, y lo hacen describiendo, aparentemente, una curva, aunque esto
último tendríamos que matizarlo. Y es que la naturaleza del trazado plantea
una serie de incógnitas que, como veremos, ya parecen resueltas por el
equipo de Andreu. Según Viartola, esta especie de curva dibujada por el
acueducto se debe al aprovechamiento de un tramo de rocas areniscas que
hay sobre el terreno y que servirían de base a los pilares. De esta manera, se
ganaría en durabilidad, pues la erosión es menos incisiva en la arenisca que
en la marga que también hay en la zona; y en resistencia, ya que la
cimentación del acueducto es más fiable sobre la propia roca que sobre el
terreno.
13
En este sentido, destacan los rebajes que se han realizado sobre la
roca madre para cuadrar los sillares bases y que dan buena cuenta del nivel
arquitectónico que poseían los romanos. No parece que la utilización del
medio rocoso fuera una solución exclusiva para este caso de Los Bañales, y
12
B
ELTRÁN
y A
NDREU
:
op. cit.
, 2011, p. 113.
13
V
IARTOLA
L
ABORDA
:
op. cit.
, 2011, p. 174.