Página 17 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero Espericueta, 2017
46
emboscada y una herida de lanza en su hígado terminó con su vida. La
sorpresa del ataque no le permitió atarse la coraza. En la medianoche de ese
día murió heroicamente Juliano; se dice que al morir murmuró: “tú has vencido,
Galileo”.
Esta frase forma parte de mito; su frase se refería a Jesús y a que su
muerte prematura le impediría cumplir su intención de derrotar el cristianismo y
restablecer el paganismo. También se ha comentado que el lanzazo lejos de
ser persa, pudo haberla lanzado un cristiano. Esas elucubraciones están al
margen de la investigación histórica.
Muerto Juliano apenas con 31 años
11
, sus hombres eligieron un
emperador cristiano: Flavio Claudio Joviano. El nuevo emperador impaciente
por llegar a su territorio firmó un acuerdo con Sapor humillante: Joviano
devolvió a Persia los territorios que Narsés había cedido a Roma tras ser
derrotado por Galerio, consistente en cinco provincias fronterizas y dieciocho
fortalezas importantes. Igualmente los romanos se obligaban a no ayudar a
Armenia contra un ataque persa, lo que suponía la imposición
de facto
de un
rey elegido por Sapor II. A cambio Persia prometía 30 años de paz en esa
frontera.
En Nibisis el cuerpo de Juliano fue enviado a Tarso para ser enterrado.
Joviano restableció el cristianismo como religión oficial, aunque de forma
inesperada falleció el 16 de febrero de 364. La continuación de emperadores
que el sucedieron presagiaban el fraccionamiento del imperio de una forma
más efectiva y clara: división militar, administrativa y económica, hasta la total
desaparición del imperio occidental.
Conclusiones
El breve gobierno de Juliano II es uno de los más intensos, carismáticos
y apasionantes del siglo IV, como representante y artífice de la reacción del
11
Eutropio así lo constata en su obra
Breviario de Historia romana
.