Página 28 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con l
Historia Digital
, XVIII, 31, (2018). ISSN 1695-6214 © Jesús María Garayo Urruela, 2018
73
de separación en el estatuto del la tierra y del agua. Altamira, por ello, abordó
las distintas dimensiones (jurídica, económica, técnica, histórica), que han
definido históricamente el estudio de la gestión del agua de regadío, con la
salvedad del creciente interés en las últimas décadas por la perspectiva
ambiental y el énfasis concedido a los aspectos socieconómicos (Pérez Picazo,
2000). La huella de las contribuciones en el tratamiento del estatuto del agua
persiste todavía hoy en día, al constituir su obra una referencia tenida en
cuenta por los investigadores de la situación histórica del agua en territorio
alicantino
9
.
La reflexión altamirana por los temas agrarios, con sus incursiones por
procesos sociales generadores tanto de transversalidad como de desigualdad
sociales complementa, en cierta medida, los estudios del IRS, focalizados de
manera especial en la conflictividad agraria desencadenada en las regiones
andaluza, castellana y extremeña. El tratamiento de la cuestión agraria
discurrió de todas maneras por un enfoque intelectual, sin proceder a formular
un programa articulado de medidas concretas para atajar la problemática
analizada. La colaboración prestada a las iniciativas políticas promovidas por
Costa, personalidad especialmente dotada para convertir directrices y
recomendaciones en programas prácticos (Altamira, 1915, p.13), permite
aventurar con cierta garantía por dónde podrían haber discurrido los elementos
nucleares de su programa sobre política agraria. En concreto, Altamira se
manifestó identificado y participó activamente en la fundación de Cámaras
Agrícolas y en la Liga de Unión de Productores (Cheyne, 1992, pp. 106, 120-
121, 123 y 126), promovidas desde campañas, en las que en el marco de un
programa más amplio diseñado con la regeneración nacional en el horizonte
final, los temas estrella en materia de política agraria discurrieron por asuntos
9
El enfoque de la vinculación del recurso agua con la tierra tuvo su continuación con las
aportaciones de Alberola, 1984, 1990 y 1994; Gil Olcina, 1985b y 1993; Maluquer de Motes,
1985; Ojeda Quintana, 1986; Segura Artero, 1986; Lemeunier, 1989. El interés por la situación
histórica del agua en territorio alicantino fue mantenida con posterioridad, entre otros, por
López Gómez, 1951, Canales Martínez y Vera Rebollo, 1985, Cremades Griñán, 1985 y Gil
Olcina y Canales Martínez, 1987.