Página 30 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con l
Historia Digital
, XVIII, 31, (2018). ISSN 1695-6214 © Jesús María Garayo Urruela, 2018
75
solidaridad nacional como objetivos de carácter transversal y límites
intraspasables (Altamira, 1902b, pp. 137-138). La reforma social altamirana se
caracterizó por una crítica realizada desde dentro de la sociedad liberal, con el
objetivo último de hallar una solución racional y pacífica a los conflictos sociales
de las democracias liberales de su època.
El programa de reforma social presenta como rasgos teóricos más
destacados la recuperación de la propiedad comunal como factor correctivo del
individualismo económico de la sociedad burguesa, la educación como
herramienta indispensable para avanzar hacia la estabilidad y progreso
sociales y la “vuelta al pueblo” como un intento por encontrar la identidad
nacional en cuanto vía superadora del doctrinarismo político. Los dos primeros
rasgos señalados le convirtieron de alguna manera en puente de unión y
eslabón más cercano de los institucionistas con Costa (Tuñón de Lara, 1974,
pp. 100-102; Cheyne, 1992, pp. 115-116, 120-121 y 125-127). El primer y tercer
aspecto apuntados, por otro lado, permiten además valorar el programa
reformista de Altamira como cercano e, incluso, homologable a las propuestas
sociopolíticas formuladas desde movimientos populistas de signo progresista
(Nieto, 1981, pp. 23-24; Ortí, 1987, p. 309).
El enfoque regeneracionista de Altamira, al margen de sus posibles y
diferentes caracterizaciones, entronca con los programas de reformas sociales
de carácter intermedio promovidos por las élites de clase media urbana con la
perspectiva de garantizar el avance gradual y pacífico de las sociedades
humanas por la vía del progreso social. La complejidad de la realidad social
española, marcada por la falta de vertebración de la sociedad civil y la debilidad
de los valores democráticos, muestra la necesidad de propuestas de política
social del talante de las elaboradas por Altamira. La persistencia y vigor de los
factores apuntados, sin embargo, representaron insuperables límites en su
progresiva concreción a la realidad: los programas sustentados en
presupuestos armonicistas desembocaron en una alternativa desbaratada por
el enconamiento de las luchas sociales, favorecido en parte por el creciente