Página 33 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero, 2021
P á g i n a
| 50
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
Otro de los casos que se nos presentan en la obra es el grupo formado
por Milagros, hija del corrector, Leandro, primo de Miguel,
la Encarna
, hija del
señor Zurro y el
Lechuguino
. El fatal desenlace nos prueba el apasionamiento
de las clases populares. Leandro, en tratos con
la Milagros
y habiendo dado
de lado a Encarna, sufre un desamor al averiguar que Milagros empieza a
tener relaciones con
el Lechuguino
, un hombre de unos cincuenta años que
posee el beneplácito de los padres de la joven. El fatal desenlace termina con
la muerte de Milagros, asesinada por Leandro y de él mismo, suicidándose al
verse acorralado por vecinos y policía.
El mejor retrato que se nos ofrece sobre el amor en estas clases será la
conversación entre Manuel y Vidal sobre el dinero y el amor. Para Manuel
una mujer es un “animal magnífico”, con carne dura y pecho turgente (sic.),
Vidal sentía hacia la mujer un sentimiento de desprecio casi misógino.
La moral
La moral en las clases populares que aparecen en el libro de Baroja es
prácticamente inexistente. La actuación de los personajes con ciertos actos
que podrían ser tachados de “inmorales” por burgueses o nobles, encuentran
la permisión o la indiferencia entre los de su entorno. Burgueses o nobles
encontrarían poco moral la actuación de muchos de nuestros protagonistas
en el desorden a la hora de acudir a los hogares, vida en la calle, el simple
concubinato entre personas de distinto sexo.
La violencia
El mundo de los barrios bajos, es un mundo lleno de violencia. La
mayoría de nuestros personajes llevan navaja y se enfrentan a situaciones de
lucha que pueden llegar hasta la tragedia. La expulsión de Manuel en la
pensión está causada por la pelea de éste con uno de los comisionistas. Uno
de los momentos de máxima violencia que retrata a la perfección Pío Baroja