Página 35 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero, 2021
P á g i n a
| 52
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
como hemos podido observar, degollaría a frailes, monjas, “y demás morralla”
(sic.), mientras que el señor Ignacio aunque creía en la libertad de cultos, sólo
les expulsaría si llegase al gobierno
13
.
Ideologías
Este mundo de barrios bajos, no repara en ideologías, centrando sus
esfuerzos en la supervivencia. Sólo encontramos en los personajes de las
clases populares, cuyo cierto grado de desahogo se lo permite, cierta
preocupación ideológica, acercándose a los pensadores de la época que
luchaban por las reformas en la sociedad.
El caso que se trata con mayor extensión por su autor es, sin duda, la
del zapatero, el señor Ignacio. Baroja lo retrata como un liberal templado, que
añora
la Gloriosa
y que denomina a su zapatería “A la regeneración del
calzado” como muestra evidente de sus ansias regeneradoras.
El apodo de
Pepe el Federal
también nos puede enseñar una cierta
aproximación al Federalismo surgido a partir, sobre todo, de dos figuras
claves de la política nacional: Francisco Pi y Margall y Valentí Almirall.
El conejo
, un trapero amigo del señor Custodio, reproduce en sus
chistes lo que posiblemente pudiese circular en las calles del extrarradio.
Arremete contra el clero, el ejército y los políticos, voceando por las calles
bromas sobre ellos.
13
El anticlericalismo no se convirtió en una fuerza activa en la política española hasta 1902,
aunque en las fechas por las que se desarrolla el relato, encontramos unos antecedentes
claros. Vid.
CONNELLY ULLMAN
, Joan,
La Semana Trágica. Estudio sobre las causas
socioeconómicas del anticlericalismo en España (1898-1912).
Ariel, Barcelona, 1972, pág.
29 y sigs.