Página 4 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © A. Medina González, 2018
P á g i n a
| 45
Aunque la numismática se impone como un recurso esencial para el
conocimiento de la sociedad romana, uno de los grandes inconvenientes que
presenta es que sólo nos habla de un determinado sector de la sociedad: la
clase alta. Así, los principales representados eran los emperadores y sus
familiares (tanto hombres como mujeres), las divinidades del panteón romano
y, a veces, algunos personajes de otro rango como políticos influyentes o
militares.
Peinados: entre la sencillez y la sofisticación
En Roma hubo un gran culto al peinado. A través de las monedas se
difundían los estilos de cada época, funcionando como un medio para dar
publicidad a la familia real. Es el caso del emperador Adriano y su conocida
barba o bien, de Octavia
2
–hermana de Augusto- que llegó a poner de moda
un peinado que llevaba su propio nombre. Tal fue la influencia, por ejemplo,
de Livia (esposa de Augusto) que cada vez que ésta cambiaba de peinado,
rápidamente las demás mujeres la imitaban
3
. Hubo tantas tendencias que el
propio Ovidio decía que “ni yo me siento capaz de explicar tantas modas
diversas, número que aumenta con otras cada día que pasa”.
A grandes
4
rasgos, podría decirse que los peinados evolucionaron
desde la sencillez a la sofisticación, destacando el concepto de ‘elegancia’
2
El ‘peinado Octavia’” es el más antiguo que se conoce en los primeros años del Imperio y
consistía en un copete sobre la frente y una trenza recogida en un moño en la nuca.
3 Zanker, 1992: 340.
4 Así lo recoge en su Ars Amandi (Libro III).