Página 5 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © A. Medina González, 2018
P á g i n a
| 46
como el que mejor podría definir el estilo que predominó entre las clases
altas, las únicas representadas en las monedas. A esto hay que añadir que, al
igual que ocurre hoy en día, los romanos cambiaban de peinado según la
edad que tenían, de lo cual también nos informa la numismática.
Ese cambio de tendencias es perceptible en las monedas acuñadas en
cada época. En el período de la República romana hay pocas monedas que
representen a mujeres reales, aunque sí a divinidades que generalmente
tienen sus peinados ocultos bajo tocados o velos. Se trata de recogidos que a
veces se decoran con diademas. La tendencia más común en época
republicana fue la de peinados sencillos, generalizándose los moños con la
raya al medio. Ya en este mismo período apareció el tupé que, a partir de
entonces, estuvo muy presente y evolucionó progresivamente. En época
imperial y, especialmente con el cambio de era, la numismática nos indica un
viraje en los gustos, con peinados sofisticados: se incorpora el trenzado y se
comienza a jugar con pelucas, volúmenes y rizos (
Fig. 2
).
Figura 2.
Julia Domna (esposa de Septimio Severo) con una peluca consistente en
una masa de cabellos separados por la raya en medio y muy ondulados.