Página 55 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero, 2021
P á g i n a
| 72
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
no ofende la vista, no tiene las lacras de la prostitución pobre...” (sic.). Para
toda la sociedad, sexo es igual a pecado y enfermedades
33
. El talante crítico
de Pío Baroja le hace pronunciar este razonamiento, con esta afirmación,
ataca frontalmente la hipocresía de las clases medias, los cuales critican la
prostitución baja, y permiten otros tipos de prostitución. La moral de su
sociedad le “perturba y desequilibra”
“...El matrimonio es también cómodo para el rico, para el pobre, la
sumisión tiene que ir unida con la vergüenza...” (sic.)
34
. El matrimonio en las
clases populares, queda plasmado en la novela, según los razonamientos del
autor. Razonamientos que, por otra parte se ajustan a la verdad; los malos
tratos y abandonos del hogar son prácticas habituales dentro de estas clases;
el alcohol y la situación económica son elementos que propician esta
situación.
Baroja fue anticlerical. Caro le llega a definir como “anticristiano”
35
. Este
hecho queda de manifiesto en la novela y durante toda la trilogía. La sociedad
retratada por Baroja, también lo era. El tema, por tanto, era de gran interés
para la sociedad en la que vivió el autor, y no dudó en plasmarla en sus
obras; en este caso, podemos hablar de una “caricaturación” del tema en la
figura de las
marquesas
. Baroja las describe como unas señoras muy pías
aunque todas vestidas de negro. Estos datos nos permiten observar dos
asuntos: primero, la relación entre las clases nobiliarias y la religión, segundo
el oscurantismo que permanece en los temas de religión en las puertas del
siglo XX. Podemos interpretar estos datos, como una de las muestras por las
cuales afirmaremos que la sociedad española de fin de siglo, poseía unas
33
Íbid. Págs. 54-57.
34
Íbid. Pág. 55.
35
Íbid. Pág. 16.