Página 57 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero, 2021
P á g i n a
| 74
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
Ante todos estos datos documentales sobre el autor y su pensamiento y,
una vez contrastada con los datos extraídos de la novela y de las fuentes
complementarias, podemos afirmar que la situación histórica vivida por el
autor y sus protagonistas, son las exactas, corroborando la utilidad del
método empleando para la extracción de datos susceptibles de ser utilizados
por la Historiografía.
El objetivo que persigue Pío Baroja con esta novela, será el acercarnos
a una realidad vivida por él y la sociedad en la que se integró e involucró.
Baroja, no dudó en convertirse en el narrador de unos hechos y de unas vidas
anónimas que poco importaban al resto de la sociedad madrileña. El autor los
convirtió en auténticos protagonistas de novela con nombres y rostros;
paradójicamente, en la vida real serían sólo personajes anónimos, golfos o
prostitutas, verduleras o traperos, que toman la palabra y se expresan en la
novela de Pío Baroja. Hemos visto como la falta de asistencias sociales por
parte del Gobierno, hacia los más necesitados, sigue siendo cubierta por los
mecanismos de la beneficencia privada, -bien eclesiástica, bien establecida
por damas de la nobleza y alta burguesía- restos del antiguo Régimen que
perduran. Estructuras anquilosadas que claman el cambio, por parte de la
sociedad más desfavorecida.
Baroja, comprometido con todas estas causas
37
, pretende lograr una
concienciación de la opinión pública ausente de toda sensibilidad hacia estos
37
Efectivamente, Baroja es un hombre comprometido con los acontecimientos sociales de su
época, no obstante, Baroja no se desprende de su condición burguesa. La idea que tiene
Baroja del hombre masa, deja clara la posición de un intelectual influenciado por todas las
corrientes intelectuales en boga antes mencionadas. Con esta idea, nos deja claro el temor
de la burguesía hacia la “soberana masa” y no duda en reivindicar un “hombre fuerte “ que
debe dominarla. Nuestro autor no se considera un “hombre fuerte”.
BAROJA
, Pío:
Juventud
egolatría
, Op. Cit., Pág. 60.