Página 8 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero, 2021
P á g i n a
| 25
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
el caserón, propiedad también de los Nessi, de la calle Misericordia. En 1899
realizó su primer viaje a París, ciudad a la que volvería en distintas ocasiones.
También visitaría Tánger, Londres, Italia o Suiza. Pronto se entregó de lleno a
la literatura. Escribió sus novelas más importantes antes de 1915. En 1935
ingresó en la Real Academia Española. Por lo demás, y salvo diversos viajes,
llevó una vida cada vez más sedentaria, escribiendo sin descanso Murió en
Madrid, en 1956.
Fue Baroja un inconformista radical. De su anarquismo juvenil le quedó
siempre una postura iconoclasta, hostil a la sociedad. No creyó ni en Dios, ni
en la vida, ni en el hombre, sin embargo, hay también en él una preocupación
por los seres desvalidos o marginados. Esto y la sinceridad –no engañar ni
engañarse– son las bases de su ética personal.
Como hombre del 98, amó a España y le preocuparon sus problemas,
pero no se hizo ilusiones de glorias pasadas.
Su idea de la novela gira en torno a una construcción muy libre, en
donde se van yuxtaponiendo episodios, anécdotas, digresiones, y en donde
aparecen y desaparecen los más variados personajes. Con ello, Baroja
quería reflejar la vida en toda su espontaneidad. La invención y la
observación se combinan perfectamente en su obra. La acción suele ser muy
variada, y la pintura de personajes y de ambientes es de extraordinario
relieve, Todo en Baroja da “la sensación de lo visto, de lo vivido”. Los
personajes barojianos son frecuentemente seres al margen de la sociedad o
enfrentados con ella; a veces, criaturas marcadas por la desorientación
existencial o la frustración; a veces, hombres de acción que quieren escapar
de la grisura cotidiana.
Su producción abarca más de sesenta novelas, aparte de otros libros de
memorias y ensayos. Una buena parte de su narrativa se agrupa en trilogías,
cuyos títulos indican la idea común de las novelas que las componen.