Página 9 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero Espericueta, 2017
38
medidas más populares fue la suspensión de una subida de impuestos
patrocinada por el prefecto del pretorio, disposición que le enfrentó claramente
con Florencio. Juliano había estudiado pormenorizadamente tal incremento y
no observó necesidad alguna de aprobar esta propuesta que llenaba las arcas
estatales pero empobrecía más a los súbditos de las Galias.
Por otra parte en Oriente, donde se encontraba el emperador, las
fronteras se veían nuevamente hostigadas por el rey de los persas. En 359
Constancio II había recibido una carta en uno términos muy desafiantes:
“...Sapor, rey de reyes, hermano del Sol y la Luna, envía saludos...
...Vuestros mismos autores son testigos de que todo el territorio entre el
río Struma y las fronteras de Macedonia perteneció en otro tiempo a mis
antepasados, pero puesto que me complazco en la moderación, me contentaré
con recibir Mesopotamia y Armenia, que fueron arrebatadas fraudulentamente
a mi abuelo. Os advierto de que si mi embajador regresa con las manos vacías,
empezare una campaña contra vosotros con todos mis ejércitos tan pronto
como acabe el invierno...”
El emperador se daba cuenta de que se enfrentaba a una peligrosa
provocación que debía ser contestada. A este problema debemos añadir el
fallecimiento de la emperatriz. La diosa Fortuna no sonreía a Constancio tanto
como a Juliano.
El emperador, temeroso de Sapor —quizá también de Juliano— le
reclamó en enero de 360 al césar la mayoría de sus tropas de elite. Este hecho
enfrentó a ambos primos hasta el punto del conflicto civil. Juliano había
prometido a sus tropas que jamás saldrían de la Galia
7
. Tras varias reuniones
con sus generales, Juliano fue proclamado emperador “rebelde” por sus tropas
acantonadas en París, a pesar de que, según su propio testimonio siempre
permaneció fiel a Constancio II. Así lo atestiguan los escritos dirigidos al
7
Este hecho se convertiría a nuestro parecer en una estrategia más que en una realidad ya
que Juliano efectivamente partió con posterioridad con sus tropas hacia Oriente.