Page 13 - Artículo 2
P. 13

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    alcarreña en el segundo piso es todavía una reminiscencia de su apego a la
                    obra de  Lorenzo  Vázquez. Sin embargo,  estas zapatas han sufrido en este

                    proyecto  una  radical  simplificación,  el  mismo  proceso  de  abstracción  que

                    realiza  con  los  tondos  decorados,  cuando  los  convierte  en  espejos.  Las
                    zapatas  en  esta  obra  aumentan  su  canto  en  relación  con  su  longitud,  y  se

                    constituyen  casi  en  un  capitel  sobre  el  capitel  jónico  que  las  soporta
                    (sobrecapitel), carecen de decoración en el paño y las molduras de remate

                    tanto  superiores  como  inferiores  se  convierten  en  volutas,  remedo  de  las
                    volutas propias del capitel jónico sobre el que descansan. La ejecución de las

                    mismas, por otra parte, demuestra la fineza y delicadeza propias de su nueva

                    etapa  purista,  y  es  que  si  en  el  caso  de  los  tres  patios  trazados
                    inmediatamente  antes  –palacio  de  Malpica,  palacio arzobispal  y  monasterio

                    de  San  Pedro  Mártir–  tanto  el  diseño  como  la  ejecución  son  aún  toscos  y

                    confusos  y  los  elementos  desproporcionados  y  con  un  modulado  muy
                    alejados  del  purismo  clásico,  en  el  caso  del  claustro  de  Ocaña  las

                    proporciones  son  ya  especialmente  exquisitas  y  la  traza  y  ejecución
                    sumamente delicada y sigue con precisión los grabados del tratado de Serlio.


                           La  ornamentación  se  reduce  aún  más  en  esta  obra  respecto  de  las

                    anteriores; sin embargo, se ejecuta con las mismas figuras y elementos, más
                    depurados  y  refinados,  lo  que  nos  reafirma  en  considerarla  como  obra

                    bisagra. La estructura, por su parte, pasa a ostentar el papel principal tanto en

                    el ámbito de la modulación, ordenación y proporcionalidad de cada uno de los
                    planos, como en su papel de estructura decorativa. Está compuesta por una

                    perfecta sucesión vertical de órdenes, en el primer piso trabados con arcadas
                    de medio punto y en el segundo con un entablamento apoyado directamente

                    sobre las zapatas. La utilización  del orden  dórico-toscano en el primer piso

                    puede  considerarse  como  un  nuevo  guiño  significativo  de  enfrentamiento
                    contra su pasado inmediato, pues como bien indica Fernando Marías se trata









                               Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © A. Santos, 2022                   P á g i n a  | 78
   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18