Page 5 - Artículo 2
P. 5

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    preocupación  por  el  conocimiento  de  la  molduración  de  los  órdenes,  su
                    adecuada  utilización,  proporcionalidad,  en  definitiva,  de  los  fundamentos

                    básicos del novísimo lenguaje serliano. Así lo demuestran ejemplos como el
                                                                                                  2
                    claustro  de  los  Dominicos  de  Ocaña  o  el  palacio  Ducal  de  Pastrana .  La
                    ornamentación  está  casi  reducida  a  la  propia  moldura  de  los  diferentes

                    elementos  estructurales.  Pero  de  nuevo  inicia  un  lento  proceso  de
                    recuperación del ornato. Los motivos decorativos retornan con comedimiento,

                    mesura, serenidad y rectitud, sobre todo en los patios (Hospital de Tavera),
                    organismo  que  maneja  desde  siempre  con  bastante  soltura,  y  en  menor

                    medida  en  los  espacios  volumétricos  (iglesias  de  Talavera  de  la  Reina  y

                    Puebla de Montalbán). La mayoría de estos motivos los recoge inicialmente
                    del tratado de Serlio (frisos de triglifos y metopas correctamente moldurados,

                    rebajes de los arcos, cornisas y entablamentos), exceptuando  algunos más

                    personales  como  los  espejos  y  las  rosetas  (Hospital  Tavera),  los  escudos
                    (Alcázar de Toledo) y las veneras (Iglesia de Santa Catalina de Talavera de la

                    Reina). Con el tiempo la influencia de Villalpando se hará notar y recoge de
                    su repertorio algunos como los atlantes y las cariátides (iglesia de La Puebla

                    de  Montalbán). El uso que hace  de estos motivos se adapta al carácter de
                    cada edificio, dotándolos así de un carácter representativo. Prueba de ello es

                    el  repertorio  –lleno  de  simbolismo–  que  utiliza  para  el  alcázar  toledano:

                    escudos  imperiales,  columnas  de  Hércules,  reyes  de  armas,  bustos  de
                    guerreros y águilas bicéfalas, entre otros.


                           Covarrubias “intenta dotar a sus obras de un programa unificador”; no

                    obstante,  se  centrará  fundamentalmente  en  las  partes  más  visibles  y





                           2
                             La autoría de las trazas de este palacio aún no está documentada. Tanto Miguel
                    Ángel MUÑOZ JIMÉNEZ, La arquitectura del Manierismo en Guadalajara, Guadalajara, 1987,
                    p. 283, como Aurelio GARCÍA LÓPEZ, “Alonso de Covarrubias, autor del Palacio Ducal de
                    Pastrana (documentación sobre su construcción, de 1542 a 1553)”, Wad-al Hayara, Revista
                    de Estudios de Guadalajara, Guadalajara, 1976, pp. 51-74, defienden que quien trazó esta
                    obra fue Alonso de Covarrubias.




                               Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © A. Santos, 2022                   P á g i n a  | 70
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10