Page 7 - Artículo 2
P. 7

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                           De 1526 a 1540


                           Debemos preguntarnos de dónde bebe Covarrubias los diseños de sus
                    patios y claustros, porque sí podemos asegurar que no surgen de su mente

                    sin más. Por el contrario, podemos aventurar (y en cierta medida asegurar)

                    que cuando estuvo trabajando en Sigüenza conoció el palacio de don Antonio
                    de  Mendoza  de  Guadalajara,  obra  de  Lorenzo  Vázquez,  palacio  en  el  que

                    habitaba  doña  Brianda  de  Mendoza.  La  visita  a  este  palacio  debió
                    impresionar a nuestro protagonista, sobre todo su patio, el cual utilizó como

                    modelo a partir de ese momento para el diseño de todos los claustros y patios

                    que traza hasta 1542 (incluso en los de Ocaña, palacio arzobispal de Toledo
                    y  monasterio  de  San  Pedro  Mártir  en  Toledo  todavía  pueden  apreciarse

                    ciertos rasgos del arquitecto alcarreño).


                           Aunque  primordialmente  se  basa  en  obras  pertenecientes  a  otros
                    maestros,  especialmente  en  el  prototipo  de  “patio”,  de  Lorenzo  Vázquez,

                    algunos  modelos  los  desarrolla  él  mismo  durante  los  primeros  años  que

                    trabaja como tracista y maestro de obras en solitario, en concreto entre 1526
                    y  1529.  Se  trata  de  arquetipos  básicos  que  irá  repitiendo,  con  pequeñas

                    variaciones, en años posteriores y que, de no ser porque tanto Bustamante
                    como  Villalpando  interrumpieron  su  proceso  creativo,  estamos  convencidos

                    que habría seguido utilizándolos hasta el final de su carrera artística. Es, de
                    hecho, una constante en su obra la de rescatar constantemente modelos del

                    pasado.


                           Estamos  convencidos  de  que  el  patio  del  palacio  de  don  Antonio  de

                    Mendoza en Guadalajara, obra de Lorenzo Vázquez, fue el que utilizó como
                    modelo para el diseño de sus patios posteriores y que el claustro que diseñó

                    para el monasterio de la Concepción de Guadalajara en 1529 (obra hoy en

                    día desaparecida) fue su primera puesta en práctica, a la que siguieron otras
                    muchas, variaciones todas ellas de aquel modelo. Como ejemplos podemos






                               Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © A. Santos, 2022                   P á g i n a  | 72
   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12