Página 13 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2018
P á g i n a
| 67
Las zonas más ampliamente afectadas fueron Andalucía, Extremadura, la
zona occidental de Castilla-La Mancha y la sur de Castilla y León (Echeverri,
1993; Porras, 1994; Erkoreka, 2006).
La estimación actual de muertes en España, que está siendo revisada
al alza, se sitúa en torno a 270.000 víctimas, lo que supone una tasa bruta de
mortalidad (TBM) del 12‰ de la población del país (Erkoreka, 2006).
Efectos de la pandemia en Extremadura
Tras las epidemias de cólera que afectaron a Extremadura a finales del
siglo XIX, se produjo en la región un descenso generalizado de la mortalidad
que se vio interrumpido por la aparición del brote epidémico de gripe. Si
analizamos los datos aportados por Sánchez Marroyo (1985) para el
quinquenio 1916-1920 vemos como la media de fallecimientos para los años
1916, 1917, 1919 y 1920 fue de 26.800 mientras que para el año 1918 el
número de muertes se incrementa hasta 38.132.
Excluidas otras patologías, las principales causas de mortalidad
derivadas de enfermedades infectocontagiosas en las poblaciones estudiadas
–que coinciden a grandes rasgos con las aportadas por otros autores para
otras zonas de España- eran la gastroenteritis y la enteritis, bronquitis y
bronconeumonías, meningitis, tuberculosis, fiebres tifoideas, difteria y
paludismo. El sarampión y la viruela apenas si encuentran un pequeño hueco
entre las hojas de defunciones consultadas.