Página 19 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © M. S. Sánchez, 2021
P á g i n a
| 103
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
La propia expansión infantil, durante los descansos, permitía llevar,
incluso, al maestro/a, un registro puntual de anécdotas infantiles que
aportaban, de primera mano, datos con los que poder desarrollar y potenciar,
después, la formación moral e intelectual de los discípulos/as, ya que al
observar la individualidad o sociabilidad en la actividad lúdica realizada por
parte de los mismos, podían constatarse caracteres inherentes a la
personalidad moral de cada persona. La escuela tenía, pues, la obligación de
habilitar un espacio para que los niños/as pudieran gozar de libertad durante
unos instantes, desentumeciendo así sus miembros. Tenía, además, la
responsabilidad de permitir la realización de paseos escolares, al menos una
o dos veces por semana; innovaciones y reformas, todas ellas, que por parte
de las administraciones educativas precisaban materializarse cuanto antes.
Al hilo de lo argumentado hasta el momento, la ilustre pedagoga
prodigaba de los Ayuntamientos de todos los municipios que cedieran unos
cuantos miles de metros cuadrados de terreno para que las escuelas
pudieran salir, en determinados días, de los estrechos límites que las
encerraban.
“Un recinto amplio y desembarazado, con anchos andenes y
plazoletas limitadas por árboles o arbustos, asientos rústicos y una cerca
aisladora”
era suficiente –según M. Carbonell–, para poder establecer una
serie de juegos pedagógicos, a la vez libres y reglamentados, bulliciosos e
higiénicos en los que rivalizara el ingenio del niño con la prudencia y mesura
del educador
10
.
Las medidas higiénicas que María Carbonell deseaba potenciar en la
escuela, serán una constante a lo largo de toda su vida profesional, pues
siendo Profesora de la Normal también pudo exponer sus razones para que
dichas medidas se aplicaran igualmente en las Escuelas Normales. Si ya los
10
CARBONELL SÁNCHEZ, María: “Niños y juegos” en
La
Escuela Moderna
nº 74, Año VII,
Madrid, (mayo 1897), p. 328