Página 23 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © M. S. Sánchez, 2021
P á g i n a
| 107
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
En 1893, la Sociedad Protectora de los Niños de Madrid, organizó con
ayuda de su homónima valenciana, la estancia de 60 chicos, durante 30 días,
en la playa del Cabañal. La mitad de los colonos eran madrileños y la otra
mitad, valencianos. Pese a que los resultados fueron muy beneficiosos para
los colonos y el desarrollo de la colonia fue juzgado como positivo, la colonia
de las Sociedades Protectoras de los Niños de Madrid y Valencia, fue una
experiencia aislada, carente de continuidad, en años posteriores. Hasta
1906, ninguna entidad valenciana organizó sistemáticamente colonias
escolares. En esa fecha el Patronato de la Juventud Obrera de San Vicente
Ferrer, envió a 24 jóvenes a Segorbe. Seis años más tarde, en 1912, la
Asociación para el Fomento de la Cultura y la Higiene, inició sus actividades
de promoción de colonias, y un año más tarde, en 1913, nuevas entidades se
sumaron a las ya enumeradas, implantando y consolidando definitivamente,
en Valencia, el movimiento de colonias escolares.
Las colonias escolares
17
pretendían paliar las deficiencias sanitarias
que sufría la mayor parte de la sociedad. Las condiciones higiénicas en que
se desenvolvían amplias capas de la población española en los primeros
años del siglo XX, eran bastante pésimas. Las viviendas presentaban graves
deficiencias, pues la mayoría de ellas tenían techos muy bajos con
ventanales mezquinos, que daban lugar a que éstas fuesen sombrías y
estuviesen mal ventiladas; la cocina emplazada en el peor lugar de la casa y
el excusado o letrina, situado cerca de ésta, se convertían en una fuente
17
CARBONELL SÁNCHEZ, María: “Instituciones escolares; Mutualidades; Cantinas; Colonias
de vacaciones; Fiestas; Intercambios; Bibliotecas y Museos; Instituciones postescolares;
sociedades de antiguos alumnos” en
Temas de Pedagogía,
Tema XLVII, Imprenta Hijos de F.
Vives Mora, Valencia, 1920, pp.392-404 ;las Colonias escolares se citan en pp.397-399. La
autora comenta lo siguiente en relación a la organización de las colonias escolares::
(…)
La
organización de colonias es de suma importancia en las grandes poblaciones, en las que
numerosas familias de la clase humilde viven hacinadas en casas que carecen en absoluto de
condiciones higiénicas. Los pobres niños que en esas viviendas se albergan carecen en
general de salud y vigor, y es una obra de humanidad y patriotismo acudir en su socorro y
remediar los graves males que de la pobreza fisiológica pueden derivarse”
(Cita p. 397)