Página 27 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © M. S. Sánchez, 2021
P á g i n a
| 111
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
Los directivos del Patronato, preocupados por las penalidades que los
jóvenes relacionados con el Patronato, sufrían en talleres, escuelas y en su
propia casa, vieron en las colonias, una solución a tales problemas. En ese
primer año, fueron seleccionados 24 jóvenes, miembros todos del Patronato,
los cuales marcharon, el 16 de agosto, a la hospedería de la Cueva Santa de
Segorbe. De los 24 colonos, 13 permanecieron 12 días, y el resto, cuya
condición física era peor, prolongaron su estancia 10 días más. En los años
sucesivos, el Patronato siguió organizando la Colonia de la Cueva Santa,
pero al aumentar, año tras año, el número de colonos, los miembros de la
junta directiva decidieron buscar un local propio y en La Fuente de la Prunera
de Serra, le fue donado al Patronato, una parcela para ubicar allí a la colonia,
construyéndose a tales efectos un edificio que fue inaugurado el 14 de julio
de 1913.
En 1912
24
, la
Asociación para el Fomento de la Cultura y la Higiene
25
,
entidad privada, que agrupaba a profesionales de la enseñanza, entre los que
revolucionarias.
24
La Correspondencia de Valencia,
Año XXXV nº 15325 ,14 de marzo de 1912, p. 1
,
CANDIAL, Carmen: “Las colonias escolares: Por amor a los niños”.
En dicho artículo la autora
se expresaba así:
“Las Colonias Escolares son el remedio más eficaz para contrarrestar
aquellos males y donde esos niños anémicos, débiles, raquíticos, escrofulosos, de caras
pálidas, labios incoloros y mirada triste; sin aquella alegría y bullicio propios de la infancia, de
aire puro, luz e higiene, faltos de limpieza en sus vestidos y en cuanto les rodea, puedan en tan
amenos lugares recuperar su salud”.
Más adelante la misma autora insta a la autoridades
administrativas a que se comprometan a fomentar el desarrollo de las colonias escolares:
(…)
El Municipio en primer lugar, la Junta para el Fomento de la Cultura e Higiene y el Ilmo. Sr.
Delegado Regio de Primera Enseñanza son los llamados a contribuir, inspirándose una vez
más en los sentimientos humanitarios de que tantas pruebas tienen dadas a favor de los niños.
Amar al prójimo, amar a los niños y prestarles protección es un deber sagrado y así haremos
de esos niños, hombres fuertes y robustos, buenos ciudadanos, útiles a la sociedad y a la
patria”.
25
BÁGUENA, María José: “Los saberes en torno a la tuberculosis en Valencia a través de la
prensa médica (1882-1914)” en
El Argonauta español,
nº 8, Aix-en-Provence, (2011), p. 9.
Disponible en https://doi.org/10.4000/argonauta.112