Página 30 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © M. S. Sánchez, 2021
P á g i n a
| 114
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
Los fines de la Asociación para el Fomento de la Cultura y la Higiene
eran dar a conocer y promover iniciativas higiénicas en la sociedad
valenciana. Tuvo la sede en los locales del Ateneo Científico -punto de
encuentro de personalidades de diferentes profesiones liberales y lugar muy
frecuentado por María Carbonell- en el número 23 de la calle del Mar. La
Asociación organizó colonias escolares desde 1912, y a partir de 1916
decidió segregar de su seno, una entidad específica, para todo lo que
estuviese relacionado con las colonias escolares, dando origen a la Junta de
Colonias Escolares. Entre sus miembros había muchos médicos como los
Doctores Mariano Pérez Feliú y Jesús Bartrina Capella –fundadores de la
Asociación y pilares fundamentales del movimiento de colonias escolares en
Valencia–. Juan Bartual Moret, Luis Valencia Negro, Victoriano Vázquez
Garrido, Rafael Bover Albi, entre otros, ocuparon diversos cargos en la
Asociación y en la Junta. Estos médicos participaron de las ideas higienistas
del pensamiento médico de la época y encontraron un medio eficaz de
concretar sus propósitos, por medio de las colonias. La mayoría de estos
profesionales manifestaron su preocupación sobre las condiciones higiénicas
de la infancia en muchos escritos de la época. Junto a los médicos,
encontramos en la Asociación para el Fomento de la Cultura y la Higiene y
consecuentemente en la Junta Valenciana de Colonias Escolares a
numerosos profesionales de la enseñanza como los maestros y profesores
Rafael y Ramón Mateu, Fernando Belda, Natividad Domínguez, Josefa Fabra,
Vicente Orts, las profesoras de la Normal, María Carbonell y Angelina
Carnicer, ocupando puestos de responsabilidad en la Junta de Colonias.
Ambos grupos tenían dos puntos en común. Por una parte, observaban
los estragos que la miseria ocasionaba en muchos núcleos obreros de la
sociedad valenciana; enfermedades como la tuberculosis se desarrollaban,
tanto en los hospitales como en las escuelas por no haber una profilaxis
personal y colectiva, adecuada. Por otra parte, ambos grupos tenían una
ideología reformista, que desde una perspectiva moderada, consiguieron