Página 4 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Julio Gómez Villar, 2017
53
Ptolomeo (II,4, 6) nos dice que la costa andaluza esta poblada por
los “bástulos llamados púnicos”.
Algo semejante nos dice Apiano (Iber., 56) que denomina a los
habitantes de la costa blastofenicios, y algo parecido nos dice Marciano de
Heraclea (11, 9) que nos dice que la costa esta habitada por los bástulo-
poenos. También Ptolomeo nos informa que la
civitas
de Baelo es la más
oriental de los túrdulos y que más allá se encuentran los bástulos llamados
púnicos.
Avieno nos informa que la frontera de los tartesios se encuentra
en el Theodorus (Tader o río Segura).
Hecateo ni a los tartesios ni a los mastienos les considera iberos.
Varrón en su
Rerum rusticarum
nos dice que ni los Bástulos, ni los
Túrdulos son aptos para la ganadería.
Como podemos intentar entender toda esta información.
Para empezar comenzaremos diciendo que muchas veces es mas
fácil explicar estas diferencias en función al uso que se da a las palabras que
por motivos invasionistas o desplazamientos de pueblos, a veces los pueblos
siguen siendo los mismos, pero los autores dan diferente significado a las
palabras, por lo tanto hemos de tener en cuenta.
1º) Los autores grecolatinos van a usar varios tipos de gentilicios,
los cuales van a estar basados en diferentes criterios, político, cultural,
geográfico.
Usar un vocablo con criterio cultural significa que a un conjunto de
seres humanos se les agrupa por tener afinidad cultural, es decir, que los
marcadores que usan para agruparles juntos son fundamentalmente el tener el
mismo idioma y la misma religión además de otros factores culturales como
puedan ser leyes, hábitos de cortesía, etc., el vocablo heleno no es un vocablo
que sirva para designar un ente político, sino que sirve para agrupar a todos