Página 49 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Historia Digital
, XIX, 34, (2019). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2019
P á g i n a
| 126
mientras se aprovechaba la ocasión para aumentar la presencia armada en
los campos y vías de comunicación de la isla en aras de conseguir un control
efectivo del territorio.
Quedaban así enmarcados dentro un mismo grupo tanto las protestas
rurales derivadas de cuestiones socioeconómicas como la lucha por la
independencia o el anexionismo junto con la criminalidad común
34
, todo lo
cual terminó por llevar a la utilización de la Guardia Civil en tareas de policía
militar y como unidades de choque en los diferentes conflictos armados que
asolaron la isla durante el periodo final de la colonia (Miguel, 2011).
Uno de los muchos aspectos que la historiografía existente ha obviado de
manera sistemática y que entronca de manera directa con esta concepción de
control efectivo del territorio y lucha contra el bandolerismo es el del
despliegue y distribución de los puestos de la Guardia Civil en la isla; como ya
hemos visto se conoce bastante bien la distribución de los tercios,
comandancias y compañías, pero se ha dejado de lado de una manera
sistemática el análisis del despliegue de los puestos, verdaderas puntas de
lanza de la Guardia Civil sobre el terreno encargadas de la atención
inmediata a una población con la que convivía a diario, para lo bueno y para
lo malo, para el mantenimiento del orden y para la ayuda ante situaciones de
emergencia
35
o catástrofe natural
36
, aspectos estos que aun no conocen
34
Gaceta de Madrid, 10 de enero de 1877, núm. 10, tomo I, pág. 73. Ley dictando
disposiciones para perseguir y castigar el bandolerismo. La aplicación de esta ley a Cuba se
aprueba mediante Real Decreto publicado en la Gaceta de Madrid del 18 de octubre de
1870 (núm. 291, pág. 171). Posteriormente, en Gaceta de Madrid de fecha 27 de junio de
1888 (núm. 179, tomo II, pág. 923), se publica una nueva ley por la que se dictan nuevas
disposiciones especiales para reprimir el bandolerismo en la isla de Cuba.
35
De entre los declarados en la pauta mensual del Primer Tercio, en 1867 se prestaron
2.557 auxilios de diversos tipos (de un total de 4618), descendiendo en 1870 a 2.311 (de un
total de 4.363). En 1871, este tipo de servicios prestados por el Primer Tercio, volvería a
subir hasta un total de 3.154 ( de un total de 4.662). En este mismo año, el Segundo Tercio