Página 5 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © M. S. Sánchez, 2021
P á g i n a
| 89
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
darle impulso: Instituto de Reformas Sociales, Instituto Nacional de Previsión,
Ministerio de Trabajo, etc. El Estado, comenzaría, a partir de este momento,
a hacerse eco también de las carencias infantiles y específicamente
escolares. Todo este programa político de reforma acuñado como “revolución
desde arriba” o revolución desde el Gobierno, consistía en la reforma del
régimen político de la Restauración desde las instituciones y por iniciativa del
propio Gobierno y su propósito esencial era conseguir el apoyo popular a la
monarquía de Alfonso XIII .
Los aspectos más visibles de la denominada “cuestión social” como
resultado de la industrialización y la urbanización nacientes, fueron cobrando
ya gran importancia a finales del siglo XIX. Por un lado, y dentro del ámbito
urbano, las largas jornadas laborales en condiciones precarias eran más que
manifiestas: salarios bajos, precaria salubridad fabril, utilización masiva y
abusiva de una mano de obra barata, abundante y sumisa (mujeres y niños),
masificación y falta generalizada de higiene en la vivienda del obrero; por otro
lado, tasas elevadas de movilización del campo a los núcleos urbanos: los
jornaleros y pequeños campesinos no gozaban de prerrogativas mejores,
pues paralelamente su vida discurría en la pobreza más extrema. Por
consiguiente, esta problemática obligó a los gobiernos de la Restauración a
intervenir en los conflictos laborales dando paso a una “reforma social”
incipiente.
La intervención del Estado fue realizándose de manera gradual en el
mundo laboral para mantener la denominada “armonía social”. En primer
lugar volcó su preocupación en la protección de los más débiles, mujeres y
niños, sobre los cuales se manifestaban más violentamente las
consecuencias de la pauperización creciente, fundamentalmente en el mundo
urbano, como consecuencia del desarrollo progresivo de la industria y de las
migraciones del campo a la ciudad.