Página 56 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © M. S. Sánchez, 2021
P á g i n a
| 140
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
El éxito de la mujer en múltiples asociaciones de carácter benéfico o de
socorro, propagó la persistente idea, según la cual, había oficios,
específicamente femeninos, volcados inexorablemente hacia la educación y,
sobre todo, hacia los diferentes sectores de la sanidad y protección social. El
surgimiento histórico de lo que podemos llamar
“mujeres solas”
, se convirtió
en una solución de recambio de la sociedad
holista
del Antiguo Régimen. La
mujer sola pero con cultura, merecedora, además de los más altos elogios y
simpatías con los que poder sublimar a un público burgués expectante que
incluso veía con buen agrado las virtudes de elocuencia, bondad, entrega
absoluta a los saberes de la ciencia para poder solucionar los imparables
avatares con los que la sociedad capitalista del momento tuvo que
enfrentarse, aparecía como heredera de los movimientos religioso y puritano
de renovación y constituía una respuesta que volvía, de nuevo, a los grandes
principios del Iluminismo y de la Revolución Francesa pues, por una parte, la
inteligencia sublime se volcaba a la luz de la razón para sacar del abismo de
la ignorancia a la gran masa de población, y por otra, reclamaba
persistentemente los preceptos de igualdad, justicia y fraternidad. Cada vez
más las asociaciones y ligas de todo tipo –para la moralidad, la higiene, etc–
reclamaban el esfuerzo, la voluntad y la perseverancia de este tipo de
mujeres que como María Carbonell no esperaban ningún tipo de retribución
por realizar “este trabajo de amor” porque el cuidado de la ciudad era como el
de la casa, gratuito. María Carbonell, en definitiva, supo ser una mujer de su
tiempo, pues se imbuyó en los problemas más candentes del momento y
mostró de una forma apasionada y contumaz, sus anhelos por mejorar,
transformar, perfeccionar y “regenerar” todo aquéllo que en la sociedad
española y valenciana del momento reclamaba un inusitado cambio hacia la
modernidad y el progreso.