Página 14 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2020
P á g i n a
| 89
de restringir el poder monárquico a los límites dictados por la razón y por la
moral cristiana. Todo su esfuerzo dramático e intelectual está orientado a
recordarle al príncipe que no ha de transgredir esos preceptos, ya que en
caso contrario se corre el riesgo de caer en la tiranía contradiciendo los
dictados justos de un Dios que es concebido como origen y fundamento de
todo poder terrenal, tal y como prescriben las tesis del antimaquiavelismo
español.
La práctica totalidad de los autores del Siglo de Oro español se alinean
dentro de las diferentes corrientes del antimaquiavelismo surgidas a raíz de
los postulados de estos dos jesuitas, como defensores de la fe y de la
monarquía católica hispana y como adalides de la armonía entre la razón y la
religión, agrupándose en uno de los tres grandes bloques de pensamiento de
la época: la escuela eticista, según la cual la política ha de estar totalmente
subordinada a la moral; la escuela idealista, que sostenía principios similares
a los de los eticistas, si bien identificando la monarquía hispánica de un modo
mucho más firme a la religión católica; y, por último, la escuela realista, un
grupo menos compacto que los anteriores que tenía como fundamento
ideológico la formulación de una razón de estado pragmática y verdadera
más cercana a su realidad contemporánea, tomando como ejemplo a
Cornelio Tácito.
3. El teatro como elemento de transmisión a la sociedad de la
filosofía cristiana del buen gobierno.
Como venimos viendo, a finales del siglo XVI y en las principios del
XVII las élites intelectuales y políticas castellanas realizaron un ejercicio de
introspección y autocrítica que les llevó a obtener plena conciencia de la crisis
de poder que se venía produciendo tanto a nivel interno como en el ámbito
internacional que vincularon claramente a una pérdida de aptitudes y