Página 15 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2020
P á g i n a
| 90
actitudes vinculadas con la falta de moral y el escaso ejercicio de la virtud
como herramienta de gobierno.
De esta forma, los intelectuales agrupados en torno a las escuelas
eticistas, idealistas y realistas anteriormente indicadas no solo diagnosticaron
la crisis del reino sino que propusieron vías para superarlas, partiendo
también de las teorías arbitristas desarrolladas en la escuela de Salamanca
por, entre otros Martín González de Cellorigo, Tomás Mercado, Pedro
Fernández de Navarrete e incluso, me atrevería añadir, a Tomasso
Campanella –este quedaría excluido de la escuela anteriormente
mencionada, aunque su pensamiento y obra debió de influir claramente en lo
que venimos analizando-.
Todos ellos fueron conscientes del mal que afectaba al imperio
español, haciendo hincapié en que tras la ficción o ensueño vivido durante la
época de los Austrias mayores, periodo en el que -según afirmaba González
de Cellorigo- se gobernó de espaldas al orden natural de las cosas, se
produjo un encuentro con la realidad que tuvo como consecuencia directa el
fracaso de la política exterior y una obligada reformulación de las estrategias
políticas (Ruiz, 2010), entre las que se encontraba la reinterpretación de la
doctrina de la
razón de estado
–sobre todo tras el fracaso estrepitoso de las
políticas del duque de Lerma- bajo las nuevas tesis imperantes de la moral
católica.
Esta reinterpretación de la
razón de estado
puede extrapolarse a la
aplicación práctica de la política de los Habsburgos menores, ya que sus
aspiraciones imperialistas necesitaban de una política militar activa que solo
podría llevarse a término con el consentimiento y aprobación de sus súbditos.
En ayuda de la puesta en marcha de esta vía de acción se buscó el apoyo y
la colaboración de las elites culturales del barroco, desplegándose de esta