Página 2 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 29, (2017). ISSN 1695-6214 © José Marcos García Isaac, 2017
109
Cuando los magiares llegaron al territorio de la actual Hungría, en el
año 895, estos carecían de cualquier tipo de organización de corte occidental.
Siguiendo las antiguas crónicas del siglo XII
1
, las siete tribus magiares,
habían elegido a un jefe común que, siguiendo las leyendas ancestrales
2
,
debía de guiar a las siete tribus hasta una tierra prometida en Occidente. El
gran jefe Arpad, tras cruzar los Cárpatos llego a la gran llanura Panonica en
el año 895. Durante casi sesenta años, los magiares, ya llamados “húngaros”
por los alemanes
3
.
Rápidamente se enmarcaron en numerosas campañas de saqueo por
el occidente europeo, e incluso llegaron hasta la península ibérica
4
. No sería
hasta el año 955, cuando tras la victoria del futuro emperador Otón I (en aquel
entonces aun era rey de Francia Oriental) en Lechfeld, darían fin las
incursiones magiares contra la Europa Occidental. Progresivamente, el
cristianismo se irá introduciendo en los territorios húngaros, y finalmente se
convertirá en la religión oficial y única de Hungría cuando Esteban fue
coronado rey.
Cuando en el año 1000 Esteban era coronado rey de Hungría, el nuevo
reino carecía totalmente de tradición legislativa alguna. Contaba además con
unas estructuras sociales primitivas, y la estructura eclesiástica del reino aun
estaba por desarrollar. Desde los tiempos del príncipe Géza, padre de
1
La más antigua es la del anónimo notario del rey Bela de comienzos del siglo XII, cuyo título
es “Gesta Hungarorum”.
2
Si bien, la migración de los magiares hacía occidente debió de ser motivada por la presión de
los pueblos turcos de las estepas (Kazaros y Cumanos).
3
El término húngaro es despectivo, hace referencia a una creencia imaginaria, consistente en
el retorno de los hunos a Europa, los cuales tras la muerte de Atila desaparecieron del Viejo
Continente, aunque juraron que volverían. Así pues, el término “hung”, recuerda a esos
ancestros, que ninguna relación étnica tenían con los húngaros, si bien los húngaros
rápidamente adoptaran las historias de los hunos a su propio folclore.
4
Este episodio es recogido en algunas crónicas musulmanas. Como fuente: ANDERLE, Ádám:
Hungría y España. Relaciones milenarias,
Szegedi Egyetemi Kiadó, Szeged, 2009, pp. 11-
14.