Página 21 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2020
P á g i n a
| 96
a esto podemos destacar unos cada vez más duros filtros que sobrepasar por
los autores; si Lope, gran conocedor de una cultura clásica y judeocristiana
con la que articular sus personajes y su discurso, así como maestro de la
sutileza en el mensaje es tildado como dañino para la costumbre y la moral
de la sociedad eso significaba que el endurecimiento de la censura no había
hecho más que crecer y endurecerse. O lo que es lo mismo: cada vez
quedaba menos espacio para la crítica, para el mensaje reivindicador o para
poner en cuestión a una monarquía cada vez más absolutista.
Para burlar la prohibición y hacer llegar su mensaje al lector o al
espectador, los autores aplicaron toda una serie de medidas que
comenzaban con la aplicación de una fuerte autocensura, asumiendo como
propios una parte importante del sistema de ideas y creencias de una
mentalidad que no compartían en su totalidad. Junto a esto en la obra escrita
se trataba de denunciar o mostrar temas o querellas que estaban de
actualidad en aquel momento a través de la extrapolación temporal y uso de
pasajes bíblicos o de la tradición histórica y mitológica grecorromana. Durante
el primer tercio del siglo XVII, años en los que la censura parece que fue algo
más laxa con las obras que tocaban aspectos filosóficos y políticos que con
posterioridad, la ambientación de los hechos acaecidos en tiempos pretéritos
o fuera del ámbito espacial de la monarquía hispánica –casos de
El Príncipe
despeñado
y de
El amor constante
- sirvieron para eludir la censura a la
totalidad del texto.
Otro elemento de importancia capital para burlar la censura –utilizado
en todos los tiempos y estados, no solo en la España del Seiscientos- era el
empleo del mensaje paraverbal que añadían los actores, bien por propia
iniciativa o instigados por autores o promotores. Esta fue una de las