Página 32 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Gaspar M. Chí Góngora, 2018
P á g i n a
| 125
fueron expendidos a un costo más accesible, pues su precio al público estuvo
en relación al de compra.
Uno de los hombres más ilustrados de fines de la época Colonial fue don
Benito Pérez Valdelomar, impulsar en la provincia un espíritu modernizador en
las instituciones, para beneficio de la sociedad yucateca.
49
Por ello no es de extrañar que a partir del gobierno de Valdelomar, el pósito
urbano funcionara como un eficaz instrumento de prevención alimenticia y
agente regulador del precio de maíz en el mercado local. En los primeros
meses de 1800 en la ciudad de Mérida se experimentó una escasez, y como
resultado se incrementó rápidamente el precio del maíz a público pasando de
12 a 18 reales la carga. En ese momento las reservas del pósito fueron
empleadas para el socorro de los pobres, asimismo el gobernador acordó se
“vendan a razón de nueve reales la carga y que solo se venda un real a cada
persona”.
50
Dos años más tarde a finales de 1802, la carga de maíz oscilaba entre 4 reales
en el mercado local siendo un precio razonable, no obstante, ante el exceso de
maíces entrojados en el pósito, las autoridades consideraron abrir su venta al
49
Benito Pérez de Valdelomar, materializó y dio seguimiento a las obras de don
Lucas de Gálvez y O’Neill, bajo una visión de desarrollo local para asegurar la subsistencia
de sus habitantes y su prosperidad económica de la península mediante el libre comercio.
Casares G. Cantón, 1999, pp.131-132.
50
CAIHY, Manuscritos, Actas de Cabildo acuerdos del 1 de enero hasta el 16 de dic
de 1800, libro 9. fs.8 y v.