Página 35 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 36, (2020). ISSN 1695-6214 © Angel Santos, 2020
P á g i n a
| 106
Año XX, Número 36, Julio 2020
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
mientras sí lo fueran las de Torrijos y Escalona, pueblos cercanos? En 1469
fue adquirida por el comendador mayor de León, don Gutierre de Cárdenas,
casado con doña Teresa Enríquez (conocida por el apelativo de “La Loca del
Sacramento”).
¿A qué se dedicaban los judíos de Maqueda y qué relación tenían con
la Iglesia cristiana? Principalmente al trabajo agrícola. Eran poseedores de
viñas, olivos y tierras de trigo y cebada. También trabajaban en diversos
oficios artesanales. La dedicación al préstamo había decaído mucho a partir
de mediados del siglo XIV. Su vínculo con la Iglesia de Toledo se establecía
primordialmente con contratos de censo. Ejemplo de ello es el contrato
realizado por el monasterio de Santo Domingo de Silos de Toledo (más
conocido en la capital por Santo Domingo el Antiguo) hacia 1489, con Mosé
Bahalu e Ysaque Açarrafe, judíos de Maqueda, a quienes las monjas
entregaban una serie de tierras en el término de dicha población y de Val de
Santo Domingo, consistentes en heredades de olivas, viñas, huertas, parras y
tierras de labor, para que las trabajasen a cambio de un pago de alquiler
anual, que consistía en 1.100 mrs. anuales más 12 arrobas de aceite. Ya en
1404 el abad de San Vicente de Toledo había arrendado por cinco años a
don Abrahem Aben Halegua y a don Semtob Franco, también judíos de
Maqueda, todas las tierras de pan llevar pertenecientes a la abadía y sitas en
los términos de Pero Vázquez, Hurtada y Val de Santo Domingo. Lo mismo
había hecho el monasterio de Santo Domingo el Real de Toledo, quien había
entregado a censo a judíos de Maqueda tierras que le pertenecían en el
término de Val de Santo Domingo. Otro tipo de relación era el mantenido
entre el cabildo de la catedral con Yudá Alocanén y Mosé Bahalu, quienes
fueron sus arrendadores de las alcabalas de Maqueda. Por su parte, Ysaque