Página 4 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Historia Digital
, XVIII, 31, (2018). ISSN 1695-6214 © José Marcos García Isaac, 2018
119
destacar como, ante el progresivo incremento de la inseguridad en el mar,
parece ser que las plazas portuarias se aprovisionaban de material bélico. En
un documento fechado a 29 de julio de 1394, por el cual Enrique III ofrecía el
cargo de alcaide de Tarifa al almirante de Castilla Diego Hurtado de Mendoza,
se hace especial mención a la pólvora, como uno de los principales elementos
de defensa de la plaza
5
.
Pese a la paz general firmada en 1393 entre los dos reinos, el monarca
portugués Juan I atacó y se apoderó de Badajoz en la primavera de 1396,
exigiendo a Enrique III el pago de 50.000 doblas de oro por el rescate de la
plaza. Este hecho dio comienzo a la guerra entre las dos coronas
6
. El rey
castellano no solo se encargó de organizar campañas terrestres, sino que
entendió que la guerra naval era clave para derrotar a los portugueses. Así
pues, mientras la flota atlántica al mando del almirante de Castilla Diego
Hurtado de Mendoza se encargaba de combatir a la armada portuguesa en las
costas lusas
7
, naves castellanas en el Mediterráneo tenían la misión de
interceptar los navíos mercantes italianos con destino a Portugal
8
. En mayo de
1396, según testifican las fuentes municipales murcianas, ya había noticias de
5
Real Academia de la Historia (en adelante RAH), Salazar y Castro (SC), M-10, f. 81r.
6
SUÁREZ FERNÁNDEZ, Luis:
Relaciones entre Portugal y Castilla en la época del infante don
Enrique (1393-1460)
, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid, 1960, p. 20.
7
Sobre Diego Hurtado de Mendoza en su faceta como almirante de Castilla véase: PÉREZ
EMBID, Florentino: «El almirantazgo de Castilla, hasta las capitulaciones de Santa Fe»,
Anuario
de Estudios Americanos
, nº 1, 1944, pp. 1-170 (concretamente las páginas 138-
142) y CALDERÓN ORTEGA, José Manuel:
El almirantazgo de Castilla: historia de una
institución conflictiva
, Universidad de Alcalá de Henares, Alcalá de Henares, 2003, pp. 68-
71. Dicho personaje había sido nombrado almirante de Castilla por Enrique III durante la
celebración de las cortes de Madrid de 1394, concretamente el día 17 de enero. El
documento original de concesión del cargo se encuentra en: Archivo Histórico de la Nobleza
(en adelante AHNob), Osuna, CP. 36, D. 14, 2.
8
GARCÍA DE CASTRO, Francisco Javier:
La marina de guerra de Castilla en la Edad Media
(1248-1474)
, Universidad de Valladolid, Valladolid, 2014, pp. 186-187.