Página 5 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2020
P á g i n a
| 80
Pese a todo, ambos autores no dejan de ser precavidos frente a la
censura y a la cólera de los reyes y validos de su propio tiempo, colocando el
desarrollo de la acción lejos de la época en la que vivían. Lope de Vega es el
más atrevido de los dos al situar los acontecimientos en el reino de Navarra
durante el siglo XI, mientras que Castro prefiere ubicarlos en el reino de
Hungría.
En
El Príncipe despeñado
, a diferencia de otras obras de Lope tales
como
Peribañez
,
Fuenteovejuna
o
El mejor alcalde, el Rey
–obras
apologéticas de la figura del buen gobernante- la figura del tirano nos es la de
un servidor del rey que se excede en su acción de gobierno o perdido por sus
emociones más perniciosas. En este caso el tirano es el mismo rey y será
este el objeto del tiranicidio como vía para restituir la línea sucesoria legítima
perdida anteriormente.
El caso de
El amor constante
es similar: mismo tipo de tirano, mismo
objeto hacia el que se dirige una acción violenta que, como contraposición a
El Príncipe despeñado
, rompe con una línea sucesoria en el trono de Hungría
que se trata de legitimar con el matrimonio de la infanta con Leónido.
Además de suceder en espacios geográficos diferentes, ambas obras
se desarrollan en marcos escénicos también dispares.
El Príncipe despeñado
tiene una serie de ambientaciones diferenciadas, con contraposiciones de
ambientes cortesanos –caracterizados por el vicio, el pecado y la ambición- y
los de una aldea que viene a representar el regreso a la virtud y la naturaleza
primigenia del un hombre carente de vicios y pecado en la que este se
reforma interiormente (Kirschner, 1995). El origen de esta lectura la
encontramos en un pensamiento de herencia erasmista combinado con una
fuerte influencia de los postulados de Seneca referentes a la necesidad de
dominio de uno mismo como paso necesario para conseguir la libertad y a los