Página 8 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Gaspar M. Chí Góngora, 2018
P á g i n a
| 101
del grano y asegurar oportunamente reservas alimenticias para abastecer a
los habitantes de la urbe.
10
Ha sido diversas las interpretaciones acerca del funcionamiento del pósito
novohispano. Algunos historiadores lo han descrito como un fondo monetario
destinado por el cabildo para la compra de granos; otros consideran se trató
de un almacén de granos con recursos autónomos obtenidos de la compra-
venta de maíces, tanto en tiempos normales como urgentes.
Lo cierto es que la mayor parte de los investigadores coinciden en que existió
una íntima relación entre el pósito y la alhóndiga.
11
Quizá se debió a que
10
La ausencia del pósito y la alhóndiga en las primeras décadas de la colonia, fue
por la ausencia de un mercado urbano estructurado y, cubrir las necesidades de abasto para
la población española; el suministro barato y oportuno brindado por los indígenas. Sin
embargo, tan pronto esos factores empiezan a desaparecer, la creación de dichas
instituciones de abasto, se convierten en una necesidad apremiante en la capital de Nueva
España. Las voces y demandas, entonces ejercieron presión a las autoridades, sobre todo
las provenientes del arzobispado de México de manera directa al Rey. Ante ello entre los
años de 1578-1580, los miembros del cabildo de la ciudad de México, trataron el tema, y se
dieron a la tarea de establecer una serie de medidas que culminaron con el establecimiento
del pósito y la alhóndiga. En Noviembre de 1578, considerando el referido cabildo que las
disposiciones para frenar la actividad de los regatones , no era suficiente, acordó pedir al
virrey que del “trigo e maíz que se vende en la Real almoneda, se diese a la ciudad, lo que
hubiese a catorce leguas a la redonda de ella, para hacer pósito para que se venda a
moderados precios”. De este modo vemos como en la Nueva España, ambas instituciones
surgen en la vida por iniciativa del cabildo y con el propósito de remediar la carestía y
escasez en la ciudad de México. dos años más tarde (1580) se redactan las ordenanzas del
pósito y la alhóndiga tomándose como modelo las que rigen en España. Florescano, 1965,
pp. 613-615.
11
Ambas tuvieron una relación y mismo fin, el pósito se dedicó a proporcionar cereal,
maíz- trigo a bajo precio en épocas de escasez, es decir una era institución de beneficencia