Page 3 - Artículo 4
P. 3

Año XXIV, Número 43, Enero 2024
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                           «El  doctor  don  Manuel  Bastos  me  dijo:  “Cuando  yo  llegué  a  la
                    habitación del herido, no sabía que se trataba de Durruti. Estaban presentes

                    bastantes  señores,  con  batas  blancas,  pero  yo  sólo  conocía  al  doctor

                    Santamaría.  Examiné  detenidamente  al  herido,  y  a  pesar  de  haber
                    transcurrido treinta años, creo recordar que la bala era de bastante  calibre,

                    rozó  el  colon,  destrozó  el  brazo  [bazo]  y  perforó  el  diafragma,  quedando
                    alojada por aquella región.


                           No tenía, pues, orificio de salida y el tatuaje aparecía solamente en la
                                                                                     2
                    chaqueta y no en el mono azul, que también llevaba puesto”» .

                           La siguiente información, proveniente de la biografía sobre Durruti de
                    Abel  Paz,  es  significativa  en  cuanto  que  refuerza  la  veracidad  de  la  carta

                    publicada por Arnal, demuestra que no es inventada:

                           «El 21 de agosto de 1971 nos dirigimos al señor Bastos rogándole nos

                    hiciera algunas precisiones en relación a la herida de Durruti (…). El tono de
                    la respuesta fue agridulce: “Estoy decidido a no hacer manifestación alguna

                    relativa  a  mi  actuación  durante  la  guerra  civil  española”.  Refiere  que  fue

                    alguien a visitarle (se trata del sacerdote Jesús Arnal (...)), para obtener más
                    datos  que  los  que  Ansart  daba  en  su  libro  citado.  “Se  los  proporcioné,

                    creyendo que se trataba de un asunto sentimental de la familia, y ahora veo
                    en  la  suya,  que  lo  que  yo  le  dije,  lo  dio  aquel  señor  a  la  publicidad,

                    ocasionándome con ello un grave disgusto”. Carta fechada en Barcelona el
                                                 3
                    30 de septiembre de 1971» .







                  2
                    ARNAL, Mosén Jesús: Por qué fui secretario de Durruti, Edicions Mirador del Pirineu, Andorra
                  la Vieja (Principado de Andorra), 1972, p. 138. Entre 1969 y 1971 ya había sido entrevistado
                  por una serie de periodistas, entre ellos Ángel Montoto Ferrer, y por Abel Paz; véase MAGNUS
                  ENZENSBERGER, Hans: El corto verano de la anarquía. Vida y muerte de Durruti, Anagrama,
                  Barcelona,  2002  (1ª  ed.  en  alemán  1972),  p.  270  y  PAZ,  Abel:  Durruti  en  la  Revolución
                  Española, La Esfera de los Libros, Madrid, 2004 (1ª ed. en francés 1972), p. 712-714.
                  3
                    Ib., p.698.



                             Historia Digital, XXIV, 43, (2024). ISSN 1695-6214 © R. Martínez C., 2024                   P á g i n a  | 112
   1   2   3   4   5   6   7   8