Página 13 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XXI, 37, (2021). ISSN 1695-6214 © Juan Rhalizani, 2021
P á g i n a
| 183
Año XXI, Número 37, Enero 2021
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
del gasto de los ingentes ejércitos que poseía la monarquía hispánica (a
excepción del conflicto sempiterno con Francia, que obligó en alguna ocasión
a solicitar nuevos empréstitos).
Así, podríamos dividir el reinado de Carlos II en dos periodos
atendiendo al devenir político y curiosamente también a las reformas
económicas y a la petición de asientos
27
. Por un lado, el primero (1665-1680)
coincide con la Junta de Regencia y con el problema de don Juan José de
Austria. Con las provisiones de plata escaseando (a excepción de los años
1667 y 1674) y largas etapas de hambrunas y motines, la Junta intentó llevar
a la práctica una serie de reformas económicas y administrativas.
Desafortunadamente fracasaron por el torpedeo constante de los sectores
privilegiados. Paradójicamente, en estos años no se recurrió de forma
repetida al crédito.
Por otro lado, en el segundo periodo (1681-1700) brillaron con luz
propia personajes como el duque de Medinaceli, quien fue el responsable de
la mayor devaluación de la moneda de vellón en la historia de España, y el
conde de Oropesa, el cual elaboró presupuestos desde cero, redujo
mayoritariamente los impuestos y condonó la deuda de los municipios para
permitir su recuperación.
En consecuencia, el periodo deflacionista, y la reducción en los
conflictos europeos propiciaron un clima nuevo de superávits en el que la
reducción de los préstamos de la monarquía y algunas políticas específicas –
como la orden de
fenecer
cuentas aplicada por Oropesa en 1687 – alejaron a
los propios asentistas de posibles negociaciones.
Con respecto a la nacionalidad de los banqueros de Carlos II, se
consumaron cambios intensos, puesto que, por primera vez en la edad
27
Síntesis elaborada a partir de: SANZ, C.,
Los banqueros de Carlos II
, Servicio de
poblaciones de la Universidad de Valladolid, Valladolid, 1989, pp. 135-147.