Página 16 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Mauro Luis Pelozatto Reilly, 2017
170
vacunos y 166 terneras
52
, entre otros casos. En cifras, la tendencia es más que
clara: de las 50 unidades que con ganado vacuno tomadas de las sucesiones
(69,44%), 28 (56%) lo tenían claramente separado en vacas por un lado y
terneras, novillos y menores de un año por el otro, ante lo que podría pensarse
que los mantenían para distintos fines comerciales. Hay casos destacados
tanto por la clasificación de los animales como por las cantidades: el capitán
Ramón López, del pago de La Matanza, contaba entre sus vacunos con 2.500
vacas de cría, 100 lecheras mansas y 1.075 terneras
53
. De esta forma, vemos
como dentro de este tipo de hacienda se presentaban varias alternativas en los
mercados coloniales locales (carne), regionales (reses) y atlánticos (cueros).
El siguiente gráfico permite apreciar cómo la presencia de bovinos en
los establecimientos productivos fue creciendo sostenidamente:
Fuentes:
AGN, Tribunales, Sucesiones, varios legajos; ANH, Documentos…, Padrones de
1738 y 1744.
52
AGN, Tribunales, Sucesiones, 3859.
53
AGN, Tribunales, Sucesiones, 6722.
0
10000
20000
30000
40000
50000
60000
70000
80000
90000
1720
1730
1740
1750
Gráfico Nº 2: Cabezas de ganado vacuno en las UP a largo
del período