Página 21 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Mauro Luis Pelozatto Reilly, 2017
175
embarcaciones para tomar razón de las entradas y salidas
75
; 10 años más
tarde lo encontramos exigiendo al arrendador de arbitrios de la ciudad que
diera declaración jurada, entre otras cosas, de las mulas que habían entrado y
salido de la jurisdicción
76
. En definitiva, el gobierno local le daba importancia
más que nada al control impositivo y de las transacciones comerciales que se
hacían con los mulares.
Pese a la ‘‘atlantización’’ de la economía colonial que se viene
mencionando en relación a la producción agropecuaria, cabe destacar que
hasta las rebeliones indígenas del Alto Perú (a partir del decenio de 1780) y las
guerras de Independencia, las relaciones con Potosí seguían teniendo un papel
central en los flujos económicos y financieros del espacio, y la cría de mulas
seguiría siendo de lo más importante para las UP
77
. Los inventarios,
testamentos y tasaciones ponen en discusión estas posturas, o al menos dejan
a la vista la importancia que fue adquiriendo la cría del vacuno desde lo
numérico: eran 50 UP con ganado vacuno, mientras que las que practicaban la
cría del híbrido eran 40, con un total de 13.313 animales y una densidad de
332,8 por cada establecimiento. En cuanto al primer tipo de hacienda, este
promedio es de 1.512,26 (un total de 74.101 cabezas distribuidas entre las 49
UP). En síntesis, si bien no se puede calcular la cantidad exacta de animales,
sobre todo en el caso de las partidas de mulas, parece acertado sostener que
ambos tipos de prácticas pecuarias eran muy relevantes, y que además se
complementaban más que contraponerse: de los 72 que poseían ganado, 49
contaban al menos con vacas o relacionados al mular (68%), mientras que en
34 coexistían ambas actividades (47,22%
78
). Parece que hacia mediados del
siglo XVIII, las estancias de cría se estaban volcando a la diversificación de su
producción hacia al menos 3 mercados coloniales: el ‘‘exterior’’ (exportación de
75
AGPSF, ACSF, Tomo X ‘‘A’’: 24-25b.
76
AGPSF, ACSF, Tomo XI: 7-8b.
77
GARAVAGLIA, Juan Carlos:
Pastores y labradores…, Op. Cit
., p. 218; PAZ, Gustavo,
Op.
Cit
., p. 47; FRADKIN, Raúl y GARAVAGLIA, Juan Carlos,
Op. Cit
., p. 87.
78
Estadística elaborada a partir de datos extraídos de los legajos nº 3859, 5335, 5336,
5337,5338, 5671, 6253, 6254, 6370,6722, 6723, 6725, 8122, 8130 y 8417.