Página 28 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Mauro Luis Pelozatto Reilly, 2017
182
Un rasgo que se puede apreciar es la complementariedad entre
ganadería y agricultura, vinculada esta última fundamentalmente a la
producción de cereales. Un indicador de esta relación puede ser, en primer
lugar, la presencia de tierras de chacras en donde había varias especies de
ganado, además de las señaladas como vitales para el funcionamiento de las
tareas agrícolas (bueyes y caballos): en 1738, el capitán Martín Peredo tenía
ovejas en su chacra de ‘‘Conchas arriba’’, mientras que el capitán Bartolomé
Verdún contaba con bueyes y caballos en un establecimiento de la misma
clasificación
110
. El teniente don Julio Fredes, de Los Arroyos, tenía en sus
tierras de chacra 6 caballos y 4 bueyes, al igual que Joseph Acasuso, del
mismo pago. Por otra parte, se encontraron en aquel paraje otras 31 chacras,
de las cuales 6 tenía ganado, tratándose siempre de caballos y bueyes
111
. En
1744 también se registraron casos, como el de Pedro López, quien tenía
estancia y chacra en La Matanza, donde criaba vacas, al igual que su vecino
Diego de Videla, quien se dedicaba a las sementeras y la cría de lecheras. Por
su parte, Martín Gutiérrez, chacarero de la zona, contaba con un rodeo de
vacas en sus tierras. Tomás de Arroyo, de Magdalena, tenía 3.000 ovinos y
1.500 vacunos entre sus estancias y chacras. En las tierras de chacra
pertenecientes a Francisco Basurco en el mismo pago, se encontraron 150
cabezas de ganado vacuno
112
.
Otro indicio de complementariedad es la existencia de herramientas
agrícolas y trigo en los establecimientos de cría. De los 72 establecimientos
identificados con la cría de animales, 53 (73,6%) poseían azadas, hoces,
molinos, atahonas, arados, fanegas de trigo y/o maíz. En síntesis, la gran
mayoría de las UP complementaba la ganadería y sus distintas variantes con la
producción de cereales. Esto puede verse tanto en casos de pequeños y
medianos productores, como Francisco Lerma (1759), quien tenía 4 yuntas de
bueyes, 3 caballos, 2 yeguas madrinas, 5 cueros de toro, 16 gallinas, un gallo y
110
ANH,
Documentos…
, Padrón de 1738, p. 309.
111
Ibídem
, pp. 320-322.
112
ANH,
Documentos…
, Padrón de 1744, pp. 671-708.