Página 3 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Mauro Luis Pelozatto Reilly, 2017
157
otras cosas, la importancia del vacuno dentro de las mismas en este período de
cambios para la actividad pecuaria
3
.
Asimismo, se parte de la base de que las vacas y toros no fueron las
únicas alternativas mercantiles, ni mucho menos, para las prácticas ganaderas
en Buenos Aires colonial. Además de tener en cuenta, como lo han demostrado
algunas investigaciones, que la estancia nació en esta región vinculada
directamente a la producción de mulas para abastecer al Alto Perú y la
industria argentífera
4
, estaba la cría de otras especies que pudieron haber
respondido a otras necesidades mercantiles y de consumo, como los mulares,
equinos, bueyes y ovinos. A su vez, hablando del vacuno, se plantea la idea
de que la cría en las estancias y demás UP no vino a suplantar a las extintas
vaquerías, sino que ya estaba presente desde antes
5
, pero a partir de dicho
proceso aumentó su número y concentración en las extensiones de tierras
rurales.
Antes de intentar describir a las unidades productivas
6
es preciso
definir qué se entienden aquí como tales. En este punto, se toma la definición
utilizada por Juan Carlos Garavaglia, para quien estas eran ‘‘los
establecimientos productivos –que manteniendo un grado de autonomía
relativa entre sí- engloban en su seno tanto a grupos domésticos como a
trabajadores dependientes si los hubiese’’
7
. Asimismo, también se seguirá la
postura de que en la campaña bonaerense existieron diferentes clasificaciones
para estas, tales como las de estancias y chacras, por ejemplo, las cuales
3
El recorte cronológico finaliza en el año 1759, con la Real Cédula que reconocía al nuevo
cabildo de Luján. De esta manera, la campaña bonaerense quedó dividida en dos
jurisdicciones capitulares, Buenos Aires y Luján.
4
AZCUY AMEGHINO, Eduardo:
El latifundio y la gran propiedad colonial rioplatense,
Fernando
García Cambeiro, Buenos Aires, 1995; GARAVAGLIA, Juan Carlos:
Pastores y labradores de
Buenos Aires. Una historia agraria de la campaña bonaerense (1700-1830),
Ediciones de la
flor, Buenos Aires, 1999, p. 218.
5
GONZÁLEZ LEBRERO, Rodolfo Eduardo: ‘‘Chacras y estancias en Buenos Aires a principios
del siglo XVII’’, en Fradkin, R. (Compilador):
La historia agraria del Río de la Plata colonial. Los
establecimientos productivos (II)
, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires, 1993, pp. 70-
123.
6
A partir de ahora UP.
7
GARAVAGLIA, Juan Carlos,
Op. Cit., Ibídem.