Página 3 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 29, (2017). ISSN 1695-6214 © Gaspar Martín Chí Góngora, 2017
126
social , a través de una responsabilidad individual en busca de un bienestar
colectivo.
El gobierno de la provincia de Yucatán durante crisis de subsistencia
tuvo una mayor responsabilidad de hacer valer y respetar la justicia,
castigando las acciones fuera de la ley que infrinjan contra la integridad de
los miembros de la sociedad. Para lograr preservar la ley tuvo la libertad y
poder de aplicar las medidas y castigos pertinentes, bajo una doble moral
paternalista: por una parte protegió a sus súbditos y por otra los castigó.
Quizá mis planteamientos sean contradictorios, eso no significa este
errada mi interpretación más bien es un intento de evitar un craso
reduccionismo al momento de explicar los causas y efectos de los periodos
de escasez de maíz,
1
donde no se puede entender el papel paternalista del
gobierno, sin la naciente economía moral producto de la nueva economía
política del siglo XVIII y la vulnerabilidad ecológica de la provincia de
Yucatán.
En este artículo analizaremos algunas de las acciones del gobierno
para combatir el desorden social, la violencia, vagancia, abigeato y otras
calamidades suscitadas en tiempos de hambre, todo ello con la finalidad de
restablecer el orden y la felicidad pública, en dos palabras el equilibrio social.
Supresión de tributos a los indios en tiempos desastres agrícolas
Durante los tres siglos del periodo colonial, se manifestaron continuas
calamidades e injusticias, creando con el transcurrir de los años un
descontento de los indígenas hacia los españoles, debido a excesos en los
1
E. Thompson nos ha advertido a los historiadores estudiosos del tema, evitar caer en la
interpretación espasmódica en tiempos de hambre como sucedió en la Inglaterra del siglo XVII-
XVIII. Donde es suficiente mencionar una mala cosecha o una disminución en el comercio
para que todas las exigencias de una explicación histórica queden satisfechas Thompson,
1995, p.213.