Página 4 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 29, (2017). ISSN 1695-6214 © Gaspar Martín Chí Góngora, 2017
127
tributos cobrados y la frecuente alza de precios en los alimentos en tiempos
de escasez y hambrunas, ocasionó que migraran internamente o huyeran a
la montaña.
Farriss considera que la enajenación de tierras comunales y de
cofradía resultado de la expansión de la propiedad privada (estancias y
haciendas) a mediados del siglo XVIII, provocó una destrucción en la
organización y trabajo colectivo de los indios, quedando propensos a ser
víctimas de los desastres agrícolas, escasez de maíz y otras contingencias.
2
El desastre agrícola de 1769-1771 fue uno de los más trágicos en la
historia de Yucatán, donde los pueblos del Partido de la Sierra y el Camino
Real fueron los más afectados. Fue tan grave la crisis de subsistencia que
muchos indios y sus familias abandonaron sus pueblos, quedando
despoblados. Oleadas de indios migraron a otros pueblos
3
, a las ciudades
de Mérida y Campeche y la villa de Valladolid. De la misma huyeron a la
montaña en busca de alimentos silvestres con la esperanza de sobrevivir.
La montaña
4
se conoce a la región de las tierras altas, al sur de
Yucatán, en la región de la Sierra, por considerarse una zona de refugio, cabe
2
Nancy Farriss, considera que las tierras comunales permitían integrar a los miembros de la
colectividad y asegurar su subsistencia. Farriss, 1984, pp.418-419.
3
Cabe mencionar que las migraciones no solo se daban del campo a la ciudad, sino también
de pueblo a pueblo, es decir se dio una migración interna. Según Farriss el modo de
movimiento de la población durante la época colonial sugiere que existe entre los mayas una
tendencia a la fragmentación física siempre que la médula de la cohesión social se debilita. Así
mismo considera que los movimientos pudieron ser graduales y no necesariamente resultado
de un cataclismo. Ella propone un modelo de movimiento poblacional, clasificado en tres tipos:
la Huida, la Deriva y la dispersión. El primero hace referencia a la marcha de los indígenas
desde los dominios coloniales a través de la frontera en dirección al territorio sin pacificar; La
“Deriva” hace referencia a las migraciones a otras comunidades dentro del área que se
encuentra bajo la dominación española más o menos afectiva; y por último la “Dispersión”,
indica la creación de asentamientos satélites por población derivada de un pueblo matriz o
congregado. Farriss, 1992, pp.318-319.
4
Los españoles aplicaron el concepto de la “montaña” a las tierras no conquistadas, para
diferenciarlas de las zonas de bajo influjo del cristianismo y la civilización, donde se
encontraban los pueblos reducidos, de las áreas que ellos consideraban de influencia pagana.
Bracamonte, 2001, p.26.