Página 42 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Historia Digital
, XIX, 34, (2019). ISSN 1695-6214 © Juan Rhalizani, 2019
P á g i n a
| 201
albergó como una más en la corte francesa, diseñando muchos de los
palacios de veraneo de la corona como el de Chambord).
No obstante, su tarea de apoyo económico a los grandes artistas e
intelectuales franceses de la época no fue su única acción, pues impulsó las
doctrinas humanistas con la fundación del Colegio de Francia (con discípulos
tales como Guillermo Budé, 1467- 1540). En materia local, la ciudad de Lyon
también nos recompensó con un helenista e historiador irrepetible: Etienne
Dolet, quemado en París en 1546 por la acusación de ateísmo derivada de su
introducción de libros ginebrinos.
Finalmente, en Europa Central y Oriental podemos observar una
incursión humanista y renacentista mucho más tardía y modesta, en
comparación a otras zonas europeas. Es ya a partir del siglo XV y del XVI,
gracias a la renovación cultural impulsada desde imprentas como las de
Basilea o Colonia, cuando la revolución renacentista caló en la población más
ilustrada. En la parte más central, destacaron las asociaciones de
intelectuales promovidas por Conrad Celtis (1459- 1508), y la labor de
Johannes Müller “Regiomontanus” (1436- 1476) en el Sacro Imperio, mientras
que en la parte más oriental podemos destacar los esfuerzos de estudiantes
formados en Padua, como el rey de Hungría Matías Corvino (1443- 1490) o
Janus Pannonius (1434- 1472).