Página 49 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Juan Rhalizani, 2020
P á g i n a
| 151
austro- prusiana, y la de los Ducados, en el proceso unificador liderado por
Prusia.
Además, la Revolución de 1848 marcaría un punto de inflexión clave
en la biografía de Wagner. Le sorprendió en Dresde, lugar en el que había
entablado amistad con Hermann Franck, Roeckel y Bakunin.
70
Su atracción
por la personalidad política de este último fue la chispa generadora del fuego
revolucionario del compositor.
71
El Domingo de Ramos de 1849, según era
tradicional, se interpretó una vez más la
Novena Sinfonía
de Beethoven y, a
pesar de sus problemas en la corte, nadie se atrevió a negarle a Wagner la
dirección del concierto.
72
Bakunin, que estaba en la ciudad ocultándose de la policía, no dudó en
mostrarse públicamente y, en el ensayo general, avanzó hacia el estrado y
saludó al director, el cual quedó abrumado por el honor. Luego, en casa de
Roeckel, entró en contacto con su apasionado discurso contra el poder. El 3
de mayo de 1849 Wagner asistió a una reunión del llamado Comité de los
Patriotas. A la salida, un grupo de civiles había intentado hacerse con las
armas del arsenal y los soldados abrieron fuego contra el pueblo. El
compositor se dirigió al lugar y se sumó a la multitud que gritaba “¡a las
barricadas!”
73
Al día siguiente llegaron noticias del triunfo revolucionario en
Würtemberg y de la aclamación de la nueva Constitución de Fráncfort.
70
WAGNER, R.,
Mi vida
, Turner, Madrid, 1989, p. 141.
71
Su amistad con el filósofo Nietzsche también lo instruiría en moral y política.
72
WAGNER, R.,
op. cit.,
p. 142.
73
Ibidem
, p. 144.