Página 50 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Juan Rhalizani, 2020
P á g i n a
| 152
A partir de este hecho transcendental, Wagner se comprometió más
explícitamente con la causa dirigiendo el periódico de Roeckel y escribiendo
octavillas destinadas a soliviantar a los soldados sajones. La entrada de las
tropas prusianas provocó que los revolucionarios, con Bakunin a la cabeza,
fuesen detenidos, aunque el músico lograría escapar refugiándose finalmente
en Zúrich. Allí se iniciaría en la labor literaria escribiendo ensayo
principalmente. Destacan dos. El primero fue
Arte y Revolución,
en el que
teorizaba, precisamente, sobre la misión renovadora que en la sociedad
podía tener la producción artística y su papel como articuladora de
transformaciones políticas. En el segundo,
El judaísmo en la música,
atacó
directamente a Meyerbeer y Mendelssohn, compositores de este credo, y el
conservadurismo creativo de estos.
Es entonces, desde ese momento, cuando Wagner abandonaría toda
actividad revolucionaria y se dedicó, con más comodidad y menos riesgos, a
la creación musical al servicio de la exaltación de las señas de identidad
germanas.
Así, la esencia de los valores del pueblo alemán quedó reflejada
fielmente en una ópera maestra:
Die Meistersinger von Nürnberg
(
Los
maestros cantores de Nuremberg
)
74
, compuesta en 1868. Particularmente
penetró en el personaje de Hans Sachs, sabio y modesto zapatero que, con
su grandeza de alma, se nos presenta como el más imponente y glorioso
héroe. Una frase que el compositor, ferviente pangermanista, pone en labios
de este personaje sería utilizada repetidas veces por los nacionalistas
74
BURKHOLDER, J., GROUT, D., PALISCA, C.,
op. cit
., p. 826.