Página 6 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 29, (2017). ISSN 1695-6214 © Gaspar Martín Chí Góngora, 2017
129
por la gran carestía, falta de cosechas
9
y despoblamiento de indios e incluso
por dedicarse a la fabrica de iglesias,
10
y apertura de caminos.
De esta manera, la supresión de contribuciones fungió entre las
políticas recurrentes en tiempos de emergencia social, sin embargo, tuvo un
carácter más utilitarista hacía fines de la colonia, siendo su prioridad evitar el
despoblamiento de indios y una crisis fiscal.
11
Cuando a pesar de la supresión de tributos los indios huidos no
regresaban por su voluntad, despachaban compañías militares para ir en su
búsqueda, con la finalidad de congregarlos en sus antiguos pueblos. Cabe
9
Durante la escasez de 1835 el cacique Alejandro May intervino pidiendo prórroga en el pago
de contribuciones que eran exigidas por el sr. Baranda subdelegado del partido de Sotuta.
“El 1 de julio del presente año (1835) las circunstancias de escasez de granos nos ha puesto
en el estado de necesidad de que V.E es fiel testigo, no podemos por lo mismo cumplir con la
exactitud q. pretende el juez de primera instancia (subdelegado del partido de Sotuta), no solo
por q. muchos de nosotros se han trasladado a la montaña para remediar en parte con las
frutas campestres y raíces de palo, la necesidad que experimentan, cuanto porque los pocos
por q.e los pocos que hay no alcanzan absolutamente nada con su trabajo personal para
siquiera sobrevivir p.a los alimentos del día” (por ello) “suplicamos a V. E nos conceda la
gracia de que suspenda por ahora el pago de la contribución personal q.e se nos exige hasta el
mes de noviembre q.e empezaremos a cosechar nuestras sementeras” AGEY, Gobernación,
Seyé ,17 julio de 1835, vol.6, exp. 28, f.1
10
El cacique de pueblo de Baca en 1790 solicitó al gobernador Lucas de Gálvez, se suspenda
la fabrica de la iglesia para dedicarse a sus labranzas y con ello mantener a sus familias y
pagar sus tributos a la iglesia "señor gobernador y capitán general ...venimos a pedir la
caridad, primeramente Dios y a la venerada persona del intendente, respecto a allarnoz en
suma miseria y trabajos, por la fabrica de la santa yglesia y de quatro años a esta parte que
comenso la fabrica hemos estado bajo de nuestra pobresa y miseria (…) hemos quedado solos
fabricando dicha yglesia, por lo que no tenemos hora para buscar dinero con que pagar
nuestras cargas (maíz) como nuestras limosnas y tributos, ni de buscar formas de alimentarnos
con nuestras mugeres e hijos, como de hacer un poco de milpas y con los mandamientos de
desyerba..no hacertamos cultivarlas (…) por esta razón pedimos trabajar nuestras milpas,
necesarias para nuestro sustento y para el de nuestros hijos, como también para entregar
nuestras limosnas de maíz al santo conbento". AGEY, Colonial, Ayuntamiento, Baca, 1790, vol.
1, exp. 3, fs. 2 y 2v.
11
Ruggiero Romano, puntualiza para el caso de Yucatán, tal parece se ha interpretado la
contracción demográfica en América en los primeros siglos de la colonia, fue por epidemias-
hambrunas, sin embargo, el no comparte del todo esta tesis, pues argumenta, para el caso de
Hispanoamérica a partir del siglo XVI más que hablar de una contracción demográfica, se trató
de una reducción de la masa tributaria, pues no puede atribuirse por completo a las epidemias
y hambrunas drásticos cambios demográficos, como advierten las cifras hasta ahora
computadas. De tal modo, este autor considera, además de la hambruna-epidemia; factores
importantes, fueron las migraciones internas, causa permanente de despoblación. Romano,
1993, pp.49-52.